Naruto Reliquias Ninja


Misión C...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión C...

Mensaje por Akabane Orochi el Vie Feb 05, 2016 2:35 pm

mision:
Nombre: Como aguja en el desierto
Clase: C
Lugar: Entrada /Salida de la aldea
Descripción: La anciana Tagoya dejo caer su famosa joya, esta si bien no es la mas cara es muy famosa entre los habitantes por su extraño color rojiso. ella cree se le cayo en la entrada de la aldea mas el desierto y la arena han cubrido la joya al parecer
Objetivo: encuentra la joven de la anciana y regresala
Total de Líneas: 50 Línea
Recompensa: 75 PE + 750 Ryos

La estrella solar parecía enojado aquel día de verano, pues sus rayos destellantes emanaban un calor insoportable aun para aquellos oriundos del país del viento. La arena viajaba en las calientes ventiscas que sobrevolaba la entrada de la aldea oculta entre la arena; y yo, a pasos lentos avanzaba sudoroso al encuentro de alguien que necesitase ayuda. El viaje de iwagakure al país del hierro y de paso al viento me había recortado la parte económica hasta el punto de quedar sin nada con que siquiera comprar agua. Mi compañero, buscando de igual manera en los alrededores algún trabajo, se encontraba en las mismas. A lo lejos, una señora y dos chicos parecían estar buscando algo en particular, hecho que me hizo reaccionar inmediatamente y caminar hacia la posición en la que se encontraban.  -Disculpen, ¿Puedo ayudarles en algo?- la anciana alzo su rostro preocupante y, un poco temerosa por mi atuendo decidió dar un paso atrás, mientras que los dos chicos, al parecer, nietos de esta, se interponían entre ella y yo. -¿Y tu quien eres? Nunca te habíamos visto por aquí, se ve que no eres de aquí.- el joven debía tener unos quince años, sus cabellos eran tan rojos como la misma sangre y su atuendo, negro y gris, hacia contraste con el claro de la arena que pisábamos. -Es cierto, deberías irte antes que llamemos a los poderosos ninjas de Sunagakure, tipo loco...- añadió el otro, con una mirada amenazante pero preocupante a la vez. Ante dichos comentarios tan horrendos, mire sobre ellos la gran entrada del país para asegurarme de que no estuviese nadie observando lo que iba a hacerles... -Esperen... Disculpe a mis nietos señor. Me llamo Tagoya y he perdido una joya que ha estado en mi familia de generación en generación. Mis nietos la han estado buscando pero no han tenido éxito. Pensaba en contratar a un shinobi pero ellos me convencieron de no hacerlo, pues se habían comprometido en encontrarla, pero como ve...- entonces me quede quieto, inmóvil como una roca, aquella anciana era algo mas que una vieja casi decrepita, tenia experiencia en su mirada... -Usted es un shinobi, ¿Verdad?. Podría pagarle si encuentra la joya ahora mismo, te daré la paga de una misión rango D, creo que es mas que suficiente.-  agrego, como si estuviese cansada, sin embargo, se notaba que era una experta negociante. Observe a los chicos, los cuales se miraron uno a otro tras las palabras de su abuela.  -Pues no se señora... encontrar una joya en este desierto podría tardar días, supongo que se ha dado cuenta ¿No? sus nietos parecen cansados y pues... ufff, los entiendo, con esta calor que hace y usted aquí.- me haría el importante, si de verdad le interesaba esa joya, pues a lo mejor podría negociar y subir el coste de la misión a una mas beneficiosa para mi. Alce las manos para realizar una secuencia de sellos, los cuales sirvieron para formar cuatro replicas de tierra que emergieron desde la arena como fantasmas del inframundo. -Si, soy un ninja como ha podido observar. Podría encontrar esa joya en un chasquido de dedos con mis asombrosas habilidades...- mentí. No tenia la puta idea de como encontrar de manera rápida aquella joya, pero los clones se habían repartido para observar los alrededores de la zona y ver algo parecido a la prenda que la anciana había perdido. -Digo, pero si quiere, puedo deshacer mis clones y abandonar la busqueda, supongo que no le interesa mucho esa joya...- sonreí bajo la oscura mascara esperando tener algo de suerte, no era muy inteligente que digamos, pero sabia aprovechar una buena oportunidad, y aquella sin duda alguna era una. -Esta bien, me has ganado joven shinobi. Te pagare el monto otorgado a una misión de rango C. La joya tiene un color rojizo muy intenso, que tengas suerte. Le espero en la entrada, iré a sentarme bajo la sombra de los muros.- y fue entonces cuando uno de los clones observo entre un montículo de arena una mancha roja apenas perceptible. Tras acercarse y remover con la mano la arena, se dio cuenta que se trataba de la joya indicada, había tenido suerte, sin duda alguna. Aquel alelo de mi ser avanzo para entregármela, debíamos hacer el papel de que estábamos buscando mas de la cuenta. Tras un lapso de tiempo de media hora, decidí deshacer los clones para correr en dirección a la anciana y entregarle la joya. De esa manera, gracias a la suerte de los cuatro vientos, había cumplido mi primera misión fuera de las tierras de iwagakure.
avatar
Clan: Jiongu
Ninjutsu
Fuinjutsu
Edo Tensei
Doton Raiton Clase A

Ryous : 7550 Mensajes : 185
Fecha de inscripción : 17/01/2016

Ver perfil de usuario
Chunin de Suna

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.