Naruto Reliquias Ninja


Sobrevivir 2[Entrenamiento Velocidad en el pasado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sobrevivir 2[Entrenamiento Velocidad en el pasado]

Mensaje por Raven Nightcross el Mar Feb 02, 2016 1:19 am

Teóricamente hablando, el hombre, así como todas las demás criaturas que pueblan la tierra y son concebidas por esta de manera natural, son salvajes. Sea cual sea la perspectiva desde la que se ve, todos, sin importar cuál sea el intervalo o periodo de tiempo, nacemos, nos reproducimos y morimos, dejando tras nosotros a otros que repetirán al mismo proceso, brindando la supervivencia a nuestra raza, así como la perpetuidad de nuestra existencia, sean criaturas que habitan la tierra, como el agua, el viento u cualquier cosa que allá en medio, nos une la inherencia de esa naturalidad que sin importar el paso del tiempo u el avance de la sociedad permanecen, ¿no es entonces lógico suponer entonces, que así como compartimos esas similitudes con el resto de criaturas, debemos habitar de la misma forma el mundo? O por lo menos, ser capaz de ello. Dicha cuestión fue la que, movido por la tragedia y más tarde la experiencia, movió al pelirrojo a no moverse de aquella posición para buscar algún poblado y en cambio, permanecer en la hosca selva, sobreviviendo al filo de la muerte.

Frío, duro y húmedo fue el lecho en el que descansó, característico de la roca, de la sombra y la lluvia que habían sido el escenario de la última noche ¿por ello? con parsimonia el pelirrojo se reincorporaba, poniéndose sobre su trasero, examinando con pesadez y curiosidad sus extremidades, un cansino bosteza se hizo presente casi al instante en que terminó tal tarea, afín de verificar si todo seguía en su lugar después de la noche, o bien, no había nada nuevo por lo cual alarmarse, en el acto, como halado por la fuerza de su propia expresión un punzante dolor sacudió su cuerpo desde la parte posterior del cuello, así como de su atormentada espalda, habían pasado, desde su llegada, alrededor de tres días, cada uno peor que el otro, en el que descubría de a poco la mella que sobrevivir a la interfería dejaba en él sin el beneficio de las comodidades, en cosas como la falta de una cálida cama, el abrigo de las ropas o el tan insignificante tiempo de ocio, que apenas empezaban a faltar, volvían actividades como dormir, andar por la selva o simplemente, alimentarse, una tarea tan extenuante que le dejaba en la tierra falto de aire y con el cuerpo entumecido, casi no podía reconocerse a causa de ello, ni a él ni a su cuerpo.

Aquel día comenzaría con lo esencial, comida, razón por la cual, únicamente vestido con sus pantalones, emergió de la cueva en donde había descansado. Tras varios minutos de andar, encontró su camino hasta el cuerpo de agua que había encontrado el primer rio, un riachuelo que un par de kilómetros más al oeste se extendía seguramente en un rio, pero que en la zona donde lo había tomado parecería más el cauce de uno pequeño. Cursarían aproximadamente las seis de la mañana en el momento en el que dio la primera zancada hacia el agua pensando que como la otra vez podría caminar sobre el agua pero no salió como se esperaba no pudo caminar sobre el cuerpo liquido, mas lo único que pudo hacer fue seguir avanzando hasta que esta le llegó hasta las pantorrillas, y en desde allí, llevó sus manos hasta el agua para en fluido un movimiento llevarla hasta su rostro, luego a su cabello, y así hasta eliminar cualquier impureza en su cuerpo, el resultado fue, un Raven empapado y presa del frío, un proceso que años atrás habría repetido un sinfín de veces, al punto de dejar de sentir el aguijón del frío a aquellas horas. Más tarde, con lentitud digna del penetrante frio, se alejo del pequeño cauce, internándose nuevamente en la fauna, en donde se adentraría un par de kilómetros sorteando diversidad de criaturas hasta dar con un árbol de bayas, de donde recogería su primer alimento del día, mismo que consumiría con el fin de reponer energías para el inmediato gasto, pues, así como había hecho con el agua, se proponía a recuperar lo que le arrebataron así tuviera que arrastrarse en la inmundicia, pero primero tendría que aprender algo más importante, la caza de alimento vivo. Muchas eran las criaturas que habitaban el bosque y que podía aspirar a cazar andando en tierra, herbívoros de una inmensa diversidad de tamaños, así como carnívoros, omnívoros y algunas variedades de aves, en aquella ocasión se jugaría ir a por un animal conocido, una especie de cerdo salvaje que habitaba en la selva, y que según recordaba haber leído en un libro solía andar cerca de una especie de hierba especifica ¿la razón? Naturalmente prudente como había llegado a ser, aquel animal alguna vez había supuesto una de sus comidas favoritas, así como una de las criaturas de hábitos más constantes, y por lo tanto, fáciles de encontrar, aunque en su momento ya que se encontraba en el medio del desierto y por su edad no tanto de cazar ¿por ello? volviendo aquella una oportunidad de darse un banquete, a la par que comprobar que tan mal podría salir intentar cazar a un animal así “no demasiado” suponía el pelirrojo.Su travesía de cacería comenzó con la búsqueda de la hierba, característica por la forma de sus hojas y su habito de crecer cerca de cierto tipo de árbol el joven Raven empezó a surcar el bosque entre arboles, ramas y arbustos escudriñando con cuidado las plantas y usando un oído atento a los ruidos que pudieran indicar la presencia de otros seres vivos, fueron aproximadamente dos horas las que pasaron antes de que, por su desentrenamiento, encontrase la planta y al menos la mitad de ese tiempo para que diese con una de la cual el animal estuviese alimentándose, una vez hecho esto, el reto se hallaba, por supuesto, en darle caza sin llegar alertarlo y huyese. Una vez con el objetivo en vista, el pelirrojo se acercó con destreza y sigilo, dando pequeños avances acelerados, haciendo cortos solo para ocultarse tras algún troco u arbusto, de modo que la criatura no saliese en ningún momento de su campo de visión, así como de que él no entrase en el de esta, reduciendo la distancia avanzada tras avanzada, y finalmente, paso por paso, hasta que la misma estuviese a tiro de lanza, una vez allí, conservó la calma y examino lo que llevaba encima. Su mano, pálida, se deslizo con lentitud sobre su muslo derecho, introduciéndose con dificultad en el bolsillo y emergiendo tras un par de sacudidas con el mango de una navaja, de lo que había llegado a llevar Raven a la selva, una cantimplora, y un cuchillo un tanto más grande se habían conservado ocultos en la cueva ¿el motivo? Restarse cualquier comodidad u utensilio que considerase innecesario, no obstante, aunque aquel pequeño cuchillo formaba parte de las cosas que había traído desde la “comodidad” del lugar donde lo tenían cautivo quitándoselo a un hombre más lo había conservado por dos razones muy justas, la primera, era que años atrás había requerido de algo similar para sobrevivir durante esos tres años, útil herramienta que incluso tras destruirse había dejado atrás diversos utensilios, tal vez menos eficientes, pero igualmente indispensables, la segunda era claro, porque lo necesitaría para sobrevivir, mas aun en un en el estado de dificultad como el que se encontraba. Por ello, aunque lo suficientemente pequeño como para esconderlo en la palma de su mano, solo dejando sobresalir el mango por debajo, aquella navaja constituía su única herramienta para hacerse con el alimento vivo, herramienta que usaría de una manera poco común y arriesgada para hacerse con el animal que tenía enfrente. Una vez listo para lo que iba a hacer, presto para la tarea, sujeto con determinada fuerza y algo de nervio el mango en su mano, con ambos orbes caramelo en la bestia, y cabello y piel empapadas en agua y sudor, tensaba sus músculos en amagues para iniciar la carrera, la adrenalina corría por su cuerpo al tiempo que recordaba sus enfrentamientos previos con animales como aquel, y su concentración era tanta que había incluso olvidado que, a pesar de su experiencia cazando, nunca había enfrentado a un animal de aquel tamaño con solamente navaja en mano, o siquiera había notado que a pesar de haber visto muchos de su raza, aquel parecía particularmente grande, debería medir al menos metro y diez de alto, por una medida similar de largo, y tal vez la mitad de ancho, y que de llegarlo a cazar, seguramente le sería un martirio intentar llevar a la cueva. Ninguno de los análisis y precauciones que normalmente hubieran pasado por su mente en ese momento lo hicieron, y por el contrario, en respuesta a la excitación que se apoderaba de su psiquis, su mente quedaba totalmente en blanco, presa únicamente de lo que sus instintos, afilados como los de un depredador, le indicaran.

Finalmente, saltó con agilidad sobrenatural, controlado por la mera adrenalina y guiado por lo que el impulso u el reflejo le indicaran, pasando del improviso sobre un matorral que hizo ruido al momento, logrando que para cuando el pelirrojo hubiese recurrido la mitad del camino entre él y el animal este ya se hubiese alertado como es propio de una bestia, echando a correr casi sin mirar atrás mientras Raven no dispuesto a perder la caza del día empezó una persecución a toda velocidad del animal logrando en un momento de buena fortuna agarrar uno de los mechones de su cabello y al tirar de él logro el impulso suficiente para montar a la bestia, con un movimiento clavo la navaja en el cuello del animal lo que provoco una disminución vertiginosa de su velocidad muriendo a los pocos minutos ya que la adrenalina provoco que lo enterrara con las fuerza de la necesaria enterrando hasta el mango del cuchillo, nunca en la vida se sintió más realizado en la vida mas como había analizado iba a ser un martirio llevarlo a la cueva.
“No puedo creer que ese maldito sueño volviera, mejor me quedo despierto”dije dentro de mi cabeza con miedo de que si podía volverme a dormir podría recordar algo que mejor no recordar.
avatar
Clan: Sakebi
Genjutsu
Raiton Clase D

Ryous : 3000 Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 11/01/2016
Edad : 19

Ver perfil de usuario
Genin de Suna

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.