Naruto Reliquias Ninja


Misión: El pequeño perrito

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión: El pequeño perrito

Mensaje por Miu el Dom Ene 31, 2016 5:08 am

Traté de esbozar una sonrisa ante los detalles de la misión que se me acababa de encomendar. Me encontraba en casa de los señores Amano. Su pequeña hija Kimi estaba inconsolable, debido a la pérdida de su amado cachorrito. El pequeño animalito cayó en una de las alcantarillas de la aldea y fue arrastrado por las cloacas de la aldea. La idea de adentrarme en ese lugar me parecía completamente desagradable, pero al ver la cara de inmensa tristeza de la niña simplemente no pude negarme. Después de esta misión le pediría a Shiroe-sama que pusiera un nuevo alcantarillado, con el fin de que nadie tuviera que ver aquel horrible lugar una vez más. Saliendo de casa de los Amano fui a cambiarme a mi departamento, no sabía qué clase de cosas encontraría en las corrientes de las alcantarillas y si iba a deshacerme de mi ropa, sería una ropa que no me pudiera perder.

Recogí mi cabello en dos chonguitos (entre menos tuviese contacto con las aguas negras de las alcantarillas sería mejor) y salí de mi hogar. Investigué el lugar donde el perrito había caído y no encontré manera alguna de bajar, por lo que me vi en la necesidad de encontrar otra entrada a la cloacas. Caminé durante unas horas hasta llegar a lo que parecía ser la entrada a ese mundo subterráneo, preguntándome lo mucho que estaría sufriendo ese cachorrito sin su dueña y en un lugar como este. Recorrí las alcantarillas, tratando de soportar el hedor tan desagradable de las aguas negras y reprimiendo las ganas de vomitar al tener que adentrarme en ellas para seguir avanzando. Me daba ánimos pensando en las horas que pasaría en mi bañera, tratando de quitar la porquería de mi cuerpo y en el rostro de Kimi al encontrarse con su adorado perrito.

Luego de varias horas recorriendo el bajo mundo unos aullidos tristes llamaron mi atención. Sobre un trozo de plástico, aferrándose con todas sus fuerzas, se encontraba el pequeño animalito, aterrado y desesperado. Lo tomé en mis brazos y emprendí el recorrido de regreso a casa. Decir que salir de las alcantarillas me pareció eterno sería muy poco. No hallaba la hora de estar en mi departamento y estaba segura de que el cachorrito ansiaba estar de nuevo en los brazos de su amorosa dueña. Antes de llevarlo con su familia, pasé por la tienda de mascotas y le pagué un buen baño, mientras yo volvía a mi hogar a asearme. Luego de un par de horas restregando hasta el último centímetro de mi piel, volví por mi pequeño amigo a la tienda de mascotas. Lo habían dejado blanco como la nieve y eliminaron el mal olor y todo rastro de lo que pudo ser una experiencia traumática para el cachorrito.

— ¡Mitto! —La felicidad en la cara de Kimi fue la mayor recompensa que pude tener—. Muchísimas gracias, Miu-chan.

—No fue nada —Le sonreí con dulzura—. Cuídalo mucho de ahora en adelante.

Luego de ver el amor que se tenían la pequeña y su mascota, comencé a sentir un poco de nostalgia y soledad, y sin darme cuenta me encontraba nuevamente en la tienda de mascotas. Quizá gastaría el dinero que con tanto esfuerzo había ganado, pero estaba convencida de que sería por algo muy bueno. La carita de ese pequeño Shi Tzu me enamoró desde el primer instante y en cuestión de unos minutos me encontraba caminando rumbo a casa con mi nuevo mejor amigo: Kiku.
avatar
Clan: Yuki
Ninjutsu
Ninjutsu Medico
Fuuton Suiton Clase B

Ryous : 8075 Mensajes : 299
Fecha de inscripción : 15/01/2016
Edad : 23

Ver perfil de usuario
Genin de Kumo

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.