Naruto Reliquias Ninja


Un largo dia | entrenamiento de resistencia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un largo dia | entrenamiento de resistencia

Mensaje por Koga Namikaze el Miér Ene 27, 2016 5:34 pm

Koga se encontraba ahora sentado frente a la ventana de su cuarto observando aquella noche hermosa donde la luna brillaba con un gran esplendor. Esto era algo que repetia todas las noches, siempre, realmente era algo que le gustaba, sentarse en su cuarto y observar las estrellas con mucho detenimiento. Cerraba los ojos y recordaba todo sobre su pasado, todo lo que había disfrutado y todo lo que había sufrido, todos contra los que había combatido y todos con quienes se había hecho amigos. Desde que se había convertido en un shinobi habían pasado muchas cosas, había descubierto varios secretos sobre su padre y sobre su clan. Había echo misiones muy aburridas, se había perdido el examen chunnin por estar de viaje cuando él sabía muy bien que está al nivel de un jounnin prácticamente.

Muchas cosas habían pasado pero él seguía siendo un simple gennin y siendo un gennin nunca llegaría a ser una leyenda shinobi y líder del clan tal y como él quería. Su sueño era ser como su padre, ser aún más fuerte que su padre, llegar al nivel de aquel al que llamaba el cuarto Hokage ese del cual había oído hablar en las historias y nada más. Ese era su camino, su fin, su sueño…No era nada fácil, iba en camino, tenía poder pero aun así no lograba convertirse en un chunnin. Había dominado técnicas muy difíciles del clan Namikaze, solo, sin ayuda de alguna persona. Contra todas las personas de su clan había demostrado ser un joven muy poderoso, es más días atrás cuando habían secuestrado a su madre había demostrado estar al nivel del jounnin más poderoso del clan después del líder. Aun así no podía perder el tiempo, debería buscar información acerca de aquella sombra, según lo que el anciano le había aclarado en el viaje, los compañeros de misión de su padre aún seguían con vida. Todos de alguna manera, habían vuelto sanos y salvo tras la muerte de su padre. Entre los compañeros de misión de su padre, estaban un hyuga, un aburame y un hozuki que fue compañero de su padre desde que ambos salieron de la academia.

El día comenzaba, el sol brillaba, ni una sola nube se podía observar en aquel hermoso y celeste cielo. Los pájaros comenzaban con sus primeras tareas del día. Era un día hermoso, calor, mucho calor. Ese calor se hacía más llevadero cuando se sentía aquella pequeña brisa que refrescaba y tranquilizaba. Los comercios comenzaba a abrir, la gente comenzaba también con su día. Este era el caso para Koga que a pesar de tener día libre, estaba vestido con sus ropas de shinobi caminando hacia el centro de la aldea pensando en varias cosas "Iré primero a ver al hozuki. Según Aoi era el mejor amigo de mi padre, si hay alguien que sepa algo será el." pensaba Koga mientras llevaba sus brazos arriba de la cabeza y un gesto de confusión se comenzaba a notar en su rostro.

Según lo que había averiguado, el hozuki vivía no muy lejos de donde se encontraba ahora. A una marcha rápida se acercaba cada vez más a la casa del hozuki. Podía sentir movimientos dentro de su estómago, eran nervios, nervios de saber lo que realmente había pasado con su padre, como había sido su muerte. Nunca se le había contado algo acerca de la misma, solo sabía que había muerto y nada más. Allí se encontraba, frente aquella enorme casa color celeste con el techo todo blanco. No parecía pertenecer a nadie con mucho dinero pero aun así, era una casa grande comparada con la de cualquier otro shinobi de su rango. Ya sin pensarlo dos veces, hasta sin pensarlo se podría decir, golpea la puerta esperando a que alguien salga. En ese mismo momento, una enorme figura aparece.

Era una persona enorme -sobrepasaba el 1,80 de Koga que había conseguido hace poco tras un largo estirón- tenía una espalda enorme, muy ancha. Su cabello era de un color bien blanco como la nieve. Sus brazos parecían tubos enormes, sin lugar a duda estaban verdaderamente entrenados. Se podía notar a mucha distancia, que el cuerpo entero de aquel hombre estaba hecho en su totalidad por agua. No era la primera vez que Koga se enfrentaba a un Hozuki por lo tanto esto no le llamo la atención. No quería perder tiempo así que fue directo al grano -Tu eres Daroi Hozuki ¿verdad?- comento el joven mientras levantaba un poco su cabeza para observar a los ojos de aquel acuoso hombre -Ese soy yo…¿Qué quieres?- dijo el hombre, que lo primero que hizo fue observar que aquel joven sea de la aldea de la hoja. Aquel hombre se había hecho de un gran renombre junto al padre de Koga, por lo que muchas personas buscaban acabar con su vida, sea por venganza o para cobrar la recompensa que tenía en el mercado negro. -Emm…Soy Koga Namikaze, el hijo de…- dijo Koga que rápidamente fue interrumpido por aquel hombre -Sin duda, eres igual a el…Veni entra.- dijo el peliblanco mientras observaba hacia todos lados como si alguien los estaría vigilando.

Una vez dentro el hozuki le dio un vaso de agua mientras tomaba uno para él y comenzó a hablar -Ya sé porque estas acá, quieres saber acerca de la muerte de tu padre. Muy bien te lo contare todo pero llevara un tiempo. se tomó un momento para respirar -Bueno veras habíamos partido hacia una misión de alto rango. Teníamos información de que un grupo de shinobis de Iwagakure se juntaría con un grupo de otra aldea menor desconocida. Según nuestra fuente, intercambiarían información y se juntarían para atacarnos, si eso pasaba la guerra ahora ya habría terminado.- nuevamente tomo un poco de aire -Nuestra misión era acabar con esos dos grupos, todos estábamos confiados de que sería sencillo, después de todo tu padre estaba con nosotros. El lugar era en un pueblito a unos cuantos días de aquí, sin ningún problema llegamos con tiempo de sobra pero fue ahí cuando todo comenzó…- se frenó unos segundos mientras su rostro cambiaba a uno de tristeza -Nos cruzamos con tres shinobis de iwa que estaban vigilando el lugar, obviamente tu padre acabo con ellos fácilmente pero fue ahí cuando nos dimos cuenta que algo pasaba. Solo nos encontramos con esos tres shinobis camino al pueblo, era algo raro pero aun así seguimos con la misión.- se frenó y miro por la ventana, le había parecido ver algo al igual que Koga pero continuo -Al llegar el hyuga del grupo nos indicó que el grupo estaba en una de las casas de aquel pueblo, tu padre nos ordenó quedarnos. Entro en la casa y solo seis segundos pasaron cuando todo exploto, quedando nada mas que cenizas.- termino el Hozuki esperando la respuesta de Koga -Pero porque explotaría estando aquel grupo allí adentro. ¿Habrá sido una trampa de iwa o de la aquella pequeña aldea o fue mi padre el que hizo explotar?- dijo Koga con gestos de confusión Eso no lo sé, pero aquí llega lo raro…Tu padre me había contado días anteriores que el líder del clan estaba con miedo a perder su lugar ante él y que comenzaba a sentir que alguien lo perseguía pero no lograba descubrir nada y luego paso esto. Aparte de que las relaciones de tu padre con su clan estaban algo raras después de tu…- antes de terminar se frenó como si no pudiese decir nada -¿Después de que yo que? Termina.- grito el joven cuando una enorme explosión se escuchó desde detrás de él y una enorme nube de humo apareció.

Tras la explosión varias shurikens aparecieron, todas pasaron por al lado de Koga e iban directo al jounnin. Este se movió muy rápidamente y saco una enorme espada que tomo un color celeste, era inmensa y el hombre la blandía con total facilidad. Las shurikens rebotaron frente a tal bestialidad, la tranquilidad comenzaba a tomar el lugar. Tanto Koga como el Daroi se quedaron esperando al siguiente ataque. Koga lentamente dejaba deslizar su katana enganchada en su cintura, ya se imaginaba quien era el enemigo, o al menos esperaba verlo tenía ganas de enfrentarse a el a aquella sombra.

Rápidamente de entre la humareda, salió efectivamente la sombra a una gran velocidad blandiendo una katana. Esa katana Koga creía recordarla de algún lugar pero nada se le venía a la mente. Aun así estaba atento al movimiento de la sombra que esta vez no busco atacarlo a el sino que primero al Hozuki, el cual blandió su enorme espada a la cual se le podía ver todo el chakra que tenía acumulado, había tomado un tono celeste. A pesar de poder notarse que tenía un enorme poder destructivo, la katana de la sombra logro detenerla con facilidad -La única espada capaz de detener a la mía era la de…Hmm ya veo con que es la espada de Kenshin.- dijo el hombre mientras observaba muy detenidamente la katana de arriba abajo "Es la katana de mi padre, por eso me parecía conocida." pensó Koga mientras aprovecho el despiste de la sombra para lanzar varios kunais que darían en la espalda de la sombra. Por alguna razón la sombra desapareció en un instante y volvió a aparecer en el techo. El hozuki que tuvo poco tiempo para responder logro desviar algunos de los kunais pero dos se le clavaron en el brazo izquierdo, que no llego a licuar color=#009900]"Como es posible que se haya movido tan rápidamente, es imposible…No dejo ni marca."[/color] pensó el joven mientras la sombra se lanzaba contra el y comenzaban una batalla de taijutsu, la sombra se movía aún más rápido que Koga que termino recibiendo un golpe en el estómago y chocando contra una pared. La sombra se lanzó contra el listo para matarlo con la katana de su padre pero en ese mismo momento un pequeño disparo de agua a una velocidad increíble golpeo la katana de la sombra y la clavo en la otra punta de la casa. Un segundo disparo iba a la cabeza de la sombra pero de repente apareció al lado del hozuki y comenzó a golpearlo a una velocidad increíble, algo pasaba Koga jamás la había visto moverse tan rápido.

Daroi se encontraba en el suelo, no lograba moverse, había sido vencido fácilmente por aquella sombra. Cada vez se movía más rápido por alguna razón, una técnica quiza o simplemente una velocidad inhumana. Ahora la sombra se lanzaba contra Koga sin pensarlo, pero antes tomaba la katana. Taijutsu y kenjutsu en grandes cantidades podía observarse en aquella batalla. Era una gran batalla, la casa entera estaba ahora destruida, todos los muebles. Nada quedaba solo aquellos dos con sus katanas en mano.

Algo apareció desde detrás del gennin, era otra sombra más, era exactamente igual. Rápidamente Koga dedujo que se trataba de un kage bushin pero ahora estaba atrapado, la sombra lo tenía y no podía moverse. Sintió como la katana atravesaba su pecho y a la sombra detrás de el pero en ese momento en el lugar de Koga apareció un pedazo de mueble, mientras que el corría desde detrás de la sombra con su rasenshuriken en el brazo derecho, a la velocidad a la que iba era imposible para la sombra esquivarla aunque tuviera una velocidad bestial.

Estaba seguro su mayor ataque iba a dar en el enemigo era imposible de esquivar -¡Toma esto!- comenzó a gritar mientras comenzaba a empujar con el brazo para hacer presión con su ataque pero en ese momento noto como una especie de burbuja transparente salía del pecho de la sombra y lo rodeaba su brazo y a la sombra entera. De repente comenzó a sentir como su brazo se movía más lento, al igual que su ataque. Un simple parpadeo y todo había vuelto a la normalidad, la sombra ya no estaba frente a el sino que ahora estaba detrás de él y le tomaba el brazo donde tenía su rasen shuriken y lo lanzaba contra una pared. Koga estaba cansado se podía ver las pequeñas gotas de transpiración cayendo por su rostro pero no era el único cansado, la sombra también lo estaba.

-¿Quién eres?¿cómo hiciste eso?- grito Koga esperando respuesta de la sombra, que con una voz gruesa y ronca comento -Yo provengo desde el principio, desde cuando no había nada…Cuando no se conocía nada acerca del ninjutsu…Vivo de la vida de otra personas y ahora poco a poco mi poder está volviendo, comienzo a sentirlo en mi interior…Tú me has herido, por lo tanto me asegurare de ser la primer persona en acabar muerta.- tomo aire para proseguir y en voz muy baja, que solo el escuchaba decir -Recién puedo volver a utilizar la técnica, será mejor que me tome un tiempo para descansar.- mientras daba un salto saliendo por una ventana, pero había algo que había dejado atrás la katana de Kenshin Namikaze que a partir de ahora portaría su hijo, Koga
avatar
Clan: Namikaze
Ninjutsu
Ninjutsu Elemental
Sapos
Juinjutsu
Fuuton Katon Doton Jinton Clase A

Ryous : 9080 Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 07/01/2016

Ver perfil de usuario
Genin de Konoha

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.