Naruto Reliquias Ninja


Misión D.....

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión D.....

Mensaje por Akabane Orochi el Lun Ene 25, 2016 11:01 pm

Mision:
LUGAR DE LA MISIÓN: PAIS DE LA ROCA.
TIPO DE MISIÓN: D.
DESCRIPCIÓN DE LA MISIÓN:PREOCUPADO POR LA INFORMACIÓN QUE LE TUVO QUE HABER LLEGADO HACE TANTÍSIMO TIEMPO UN ADINERADO ADALID HA EXIGIDO QUE SE COMENZARA SU BÚSQUEDA INMEDIATAMENTE, INCLUSO DURANTE LA LARGA NOCHE DEL DESIERTO HELADO, OFRECIÓ UN CONSIDERABLE MONTO DE DINERO PARA AQUEL QUE SE OFREZCA Y ENCUENTRE DICHA CARTA. TRAS OFRECERTE TE DARÁ LA RUTA QUE SIGUIO EL MENSAJERO QUE LA LLEVABA Y ENTONCES EMPEZARAS A BUSCARLAS. EL CAMINO NO ES CORTO, MAS LA MISIÓN ES SENCILLA DE LLEVAR A CABO, SOLO CONSIGUE AL HOMBRE VIVO O MUERTO Y LLEGA CON EL Y/O SOLO LA CARTA PARA ENTREGÁRSELA AL IMPACIENTE ADALID, UNA VEZ LE ENTREGUES LA CARTA AL ADALID ESTE TE DARA LA RECOMPENSA POR TU TRABAJO BIEN HECHO.
RECOMPENSA DE LA MISIÓN: 50 PE + 500 RYOS
EXTENSIÓN MÍNIMA DE LA MISIÓN: 30 LÍNEAS.

El día ya había culminado y el trabajo había sido mas que satisfactorio, hasta el momento ya había realizado dos misiones pero había decidido tomar una mas para sellar con broche de oro los bolsillos. Si bien la paga por realizar misiones sencillas no era mucho, era suficiente para alguien como yo que, sin muchas necesidades mundanas, no tenia muchos gastos. Esta vez, estando sobre uno de los muros de entrada del país, observaba con alegría la llegada de la noche. Las rocas se tornaban mas oscuras, perdiéndose en la linea del horizonte. Así mismo y en contra parte, las personas que trabajaban fuera del país llegaban para cruzar los grandes muros que, custodiados por dos ninjas tomaban las medidas necesarias. Ya cuando la luna brillaba en el cielo estrellado, un genin se me acercaba para entregarme un pergamino. La mirada de aquel shinobi era cansada y, de manera curiosa, este trataba en vano de indagar en mi mirada, ensombrecida ya bajo la oscura mascara sobre mi rostro. Con un ademan de la diestra le indique que se alejara, por su bien...La información. Una de las cosas principales que aprendí en la academia fue que el conocimiento tenia un gran valor en toda estructura militar. Desde el sembrador que, desesperado busca nuevas y mejores técnicas para que sus cosechas sean mejores hasta el propio kage de una villa que, atento todo el tiempo procura no dejar escapar información valiosa; y haciendo esfuerzo por estar siempre a la delantera, procura obtener todo lo que pueda de sus adversarios. Según la información de la misión, valga la redundancia, un importante adalid parecía estar mas que desesperado por una carta que no había llegado a su destino, si bien la ruta estaba indicada en el papiro, seria entretenido para mi el viajar cual espectro por medio del camino desierto, custodiado por la madre luna.  El camino seria un tanto largo, así que, mientras los pasos andaban, dejaba abrir de vez en cuando las puertas a mis pensamientos, a los sueños que aun yacían ahí dormidos bajo la oscuridad de mi alma, a las venganzas dormidas que al despertar me llenaban de ira, incluso a la calma misma que me hacia considerar el no desesperarme. Mi mente era mi templo, mi cielo y mi infierno, allí tenia a quienes me juzgaban y a quienes me defendían, entes de un mundo interno y propio que no creían en el arrepentimiento y que me incitaban a jugar con ellos en el plano de la pura maldad. La noche aun era joven, una que otra vez observaba a algún viajero en solitario caminando intranquilo hacia la capital de la roca; y yo, con el rostro oculto por mi mascara sonreía ante las ideas y pasiones de mis locuras. La noche aun era joven, siempre lo seria para alguien que amaba dicho reino, alguien como yo que se olvidaba de las horas y gozaba con cada paso que daba sobre los suelos ensombrecidos. A lo lejos, una fogata encendida entre peñones de rocas caídas, enormes estructuras de tierra deformes iluminadas por la única luz de algún forastero. Camine cauteloso un tanto confiado, indagando con la mirada algún extraño movimiento. Me acerque mas y, observando mas detenidamente el suelo, pude observar un rastro de sangre que conducía a una pequeña cueva cercana. -¿Eres Satori? Me han enviado a buscar la carta que no pudiste llevar. ¿Estas bien?- no recibiría respuesta alguna, tan solo se escuchaba el sonido de los palos romperse tras ser convertido a carbón por las llamas. Entre con pasos sigilosos al lugar, para mi sorpresa, quien estaba dentro parecía estar dormido. Me acerque para asegurarme, estaba muerto. Revise sus bolsillos pero no tenia ninguna carta. Un tanto decepcionado opte por ir hacia la fogata para tomar uno de los palos encendidos y, regresando al interior del lugar, iluminaria hacia todos lados, no había mas rastros de sangre que me indicaran que aquel sujeto era el de mi misión. Me acerque hacia el cadáver, sus ojos aun estaban abiertos, con una mirada de sorpresa, como si hubiese visto a la misma muerte antes de llevarse su alma. Un tanto iracundo le proporcione una patada y, para mi sorpresa, tras moverlo, observe que bajo sus nalgas había una carta ensangrentada. Las características de la misma fueron suficientes para saber que se trataba de la carta que buscaba. Sonreí agradeciendo a la madre noche y, tomándola entre mis manos me di la vuelta hacia la salida para volver de nuevo hacia la capital. El viaje había sido largo, ya estando en la capital y sin importar la hora me conduje directo a a casa del monarca, el cual, sonriendo y satisfecho me otorgo la paga acordada. Partí del lugar mientras observaba a la luna, la noche aun era joven, todos dormían menos yo...
avatar
Clan: Jiongu
Ninjutsu
Fuinjutsu
Edo Tensei
Doton Raiton Clase A

Ryous : 7550 Mensajes : 185
Fecha de inscripción : 17/01/2016

Ver perfil de usuario
Chunin de Suna

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.