Naruto Reliquias Ninja


Misión rango B: El posible comienzo de lazos de amistad.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión rango B: El posible comienzo de lazos de amistad.

Mensaje por Mina Kurama el Dom Ene 24, 2016 3:56 pm

Sabes esa  agradable  sensación que sube por tu cuello al bostezar? Si esa! Ese  vacío cálido y pleno que  tensa tus musculatura del cuello para dejarla relajada y medio adormecida…porque no voy a negar lo que era evidente mientras mi boca abierta der par en par tensaba los tendones de la clavícula mientras bostezaba largamente mirando al techo. Nada que hacer hoy, solo mirar lo bonito que es el techo mientras cuento pasar las horas, había pasado dos días desde la oficialidad de mi título como Gennin y seguía expectante a tener noticias del gobierno, no sabía exactamente quien sería mis compañeros de equipo , lentamente rodé sobre mi panza mientras me dejaba llevar por la cálida morriña que invadía mis ojos mientras me arrastraba por la habitación sin rumbo ni objetivo, llevada solo por el instinto único e inalterable cuando estas mortalmente aburrida: Vaguear tontamente hasta que la solución a tu aberrante estado cambie como caído del cielo, algo que solo podía quizás confiarse en las grandes fortunas del bishamon o quizás en la siempre girante rueda karmica, realmente no he sido mala y siempre me acuerdo de dar una ofrenda de arroz al templo…Así que porque tardan tanto!

-Mina!- se escuchó por el hueco de las escaleras de madera a pesar de que la puerta a mi habitación estaba cerrada la inconfundible y única voz de mi madre en aquel igualmente inconfundible tono imperativo de cuando te pide que bajes porque tiene que mandarte a hacer recados, unos recados que ahora se me antojaban dolorosos por el propio estado de aburrimiento y vagancia que nublaba mi voluntad pero el miedo que tenía a mi madre cuando se enfadaba superaba todas las objeciones posibles a una negativa por mi parte, así que sin mucho más que pensar ya que no perdería el tiempo en rebuscar alguna treta oculta, me levanté sobre mis pies y abrí la puerta de la habitación:
-Ya va mamá que es lo que ocurre?- dije en tono claramente poco animado, como si el viento arrastrase mis palabras que parecían no ir a destinatario alguno, solo flotando por allí hasta que alguien las recogiese, pues tal es mi morriña pero eso no impide que mi cuerpo si baje las escaleras lentamente, marcando los pasos sonoramente en busca de mi madre, que regaba las azaleas del pequeño jardín interior portando aquel delantal negro que tanto le gustaba:

-Cariño, me han encargado que te entregue esto,-
dijo mi madre seria, pero no sería en plan “ la has hecho buena y te voy a dar un sumo bofetón que vas a acordarte de mí el resto de mis días” no , era algo más serio y frio, lo suficientemente serio como para que su mirada me quitase de mi estado anímico de golpe para penetrar desde mis ojos a mi estómago, y estrujarlo como una toalla mojada, mi madre silenciosa sacó un sobre marrón enrollado que me entregó en mano , pude observar como aquel  pequeño sobre estaba sellado con la gran inicial de Iwagakure, así que la carta era oficial del gobierno: Esta era el momento que estaba esperando y yo realmente no sabía bien que pensar, era como si de alguna forma , aquellas emociones y fantasías que había formado dentro de mi cabeza, ahora carecieran de sentido, pues no sabía exactamente que sentir, por un lado estaba ansiosa y eufórica , pues este era el día que siempre había esperado, hoy tendría equipo e instructor, por otra parte estaba aterrada de miedo, y si no daba la altura?  No tenía clan y de seguro alguno de mis compañeros serían unos tiquismiquis elitistas que se merecen ya un bofetón! No, no debo pensar aun eso…un poco de confianza.
Abrí el sobre con manos ciertamente temblorosas para desenrollar el papel y leer las escuetas palabras que allí, en una claro negro caoba, tinta de sepia claramente, había escritas:

-“Kurama Mina, hija de  Kurama Ryu y Sauri. Por la presente se te ordena acudir a la invocación del Tsuchikage a las puertas de la villa causa tu deber con y para el país de la tierra.
Deshazte de la citación cuando hayas sido informada.”


Dicho esto  acerqué la carta a las brasas de la estufa comunal de casa, mi madre estaba silenciosa y volvía parca a sus quehaceres con las flores, pero yo intuía que ella sabía el porqué de todo ello, inclinando mi cuerpo levemente, reverencié a mi madre con respeto: Madre, tu hija volverá tarde a casa.- fue lo único que sabía que debía decir, ni más ni menos. Salí corriendo  a mi habitación a preparar mi conjunto de campo, colocándome las mallas de batalla , kunais en sus vainas y la ligera wakizashi, que a causa de mi tamaño se veía como una pequeña katana, até sobre mi frente, bajo el rebelde flequillo que siempre me caracterizaba aquella cinta azul, que hoy portaría con orgullo en nombre de la familia Kurama, ya que aunque no seamos un clan propiamente dicho, aún tenemos un sentido del honor lo suficientemente arraigado para tenerlo en cuenta, y ahora me tocaba a mi ser portadora y responsable del orgullo de la familia.

Salí por la ventana, ya preparada para conocer a mis compañeros, y espero que a mi cense, cuando mis pies tocaron el suelo  de la callé rápidamente Salí corriendo hacia la entrada de la villa esquivando hábilmente las gentes que se aglomeraban en un pequeño mercadillo que había montado en la calle principal, que daba a la puerta norte, con la cálida esperanza de que ya allí, hubiese alguien a quien conocer.

Lineas:
72
avatar
Clan: Ninguno
Ninjutsu
Raiton Clase D

Ryous : 3000 Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 17/01/2016

Ver perfil de usuario
Genin de Iwa

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión rango B: El posible comienzo de lazos de amistad.

Mensaje por Akabane Orochi el Dom Ene 24, 2016 4:47 pm

En un apartado paraje ya avanzado de criminalidad, donde la idea de aquilatar el paisaje y recoger los recuerdos de la mocedad ya no tiene cabida; donde el solo caminar por los bosques requiere un cuidado constante de cubrir con una mano el bolsillo, yo abría mis ojos recordando mis pasiones, las que alguna vez tuve, las que creía incólume a desvío, pero que ahora estaban sepultadas bajo la aridez que depara la vida. Con practicado descuido, cerré los ojos y ayunté los minutos de sueño que fueron posibles antes de que restada me fuese la oportunidad, y el horario demandase de mi cabal atención, aplicada en toda su extensión, para asegurar la agenda que por defecto me ataba como ninja.

Esta es tierra de continuidad y método, donde el tiempo es reglamentario y los criminales se encargan de echar por el suelo el mismo orgullo, cuando no la sangre, de los que se disponen a defenderla. Quería mas poder, y poder ganado de un mapeo de estrategias, bienes, personas, tiempo; la correlación entrada y salida de la villa, las medidas tomadas para preservar lo mio, para mejorar la efectividad de la estructura, honrando el odio de la gente como si fuese una extensión del respeto. ¿De qué es capaz si no hay conflicto? Eso solía decir mi padre. La gente trabaja más cuando alimenta algún rencor y yo necesitaba uno. Se necesita alguien férreo, que lleve el intelecto a la inteligencia. No se puede ser indulgente. No ser el ciego guiando a otros ciegos; sin que sea traición, con prudencia. Esa era la realidad de mi padre; misma que defendió hasta la muerte, donde sus enemigos internos se acercaron como gallo que esconde espuela, y disfrutaron de ese silencio, de esa intempestividad, y bueno, doblegado ante filos de mi propia maldición, no había algo que se pudiese hacer.

Pero si hoy pienso todo esto, sumido en mis recuerdos, cavilares enmascarados en lo inefable, envuelto en mi docilidad, deliberando para mis adentros y haciendo interrogar el pasado, es porque no me conformo con la forma en que quedaron las piezas en el tablero. Hay algo agazapado, una estocada de desencanto que arde en mi costado, algo presagia innumerables aconteceres en esa creciente oscuridad que arropa los bosques tibios y húmedos. Siento una vibración reconfortante en el corazón, y eso me ayuda a contener mis impulsos de huida. Miro hacia abajo, al palmo de tierra en el cual yacen mis pies, tierra donde fue enterrado. La gente estuvo muy en contra de que lo enterrasen en el país de la roca, a saber por qué; así de vistosa era la cicatriz que había dejado. Pero al final la parcialidad legislativa se inclinó a favor del cuerpo de mi padre, atenuando la gravedad de sus pecados con la aseveración de que seguía siendo un ciudadano de Iwa.

A estas alturas, ya era probable que se convencieran de dejar ir el pasado, pero al parecer verme parado en terreno que para ellos era mas que azaroso, avivaba las llamas de la ira que gesta desde hace años. Sin mas, mis pasos terminaron por llevarme hasta un lugar menos sombrío, donde el Sol mañanero besaba con sutileza el espacio raso, sin árbol mas que humedecidas hierbas en el suelo. A la izquierda en el terreno, montículos de tierra ensangrentados, agujeros sombríos que como trampas buscaran ahogar las piernas de quien caiga en ellos, estacas filosas teñidas del carmesí que ya perdió su brillo. El aire arrastra el hedor de mil batallas, del miedo a la muerte. Hay cadáveres allí, en la oscura caída que me rodea, gusanos se alimentan de los débiles, el hedor que despiden se monta en el carruaje seco del aire, que acaricia las cruces de los muertos allí abandonados, q cuyo olor llega hasta mis orificios nasales como fragancia del olimpo. Mis manos se abren de par en par, mis ojos se cierran con lentitud; y de pronto, un ave mensajera se posa en mi hombro. Tras leer la información avanzaría sin demora hacia la entrada de la villa. Una vez allí, observaría a una joven, y no era ella quien llamaba mi atención, sino mas bien su intranquila personalidad, al menos esa seria la impresión que me llevaría al verla esperar algo o alguien. Camine cual espectro hacia las puertas y apoyaría mi espalda contra el muro de rocas, esperando como ella bajo los rayos del temprano Sol.
avatar
Clan: Jiongu
Ninjutsu
Fuinjutsu
Edo Tensei
Doton Raiton Clase A

Ryous : 7550 Mensajes : 185
Fecha de inscripción : 17/01/2016

Ver perfil de usuario
Chunin de Suna

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.