Naruto Reliquias Ninja


entregando la carta

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

entregando la carta

Mensaje por Ren Namikaze el Sáb Ene 23, 2016 5:27 pm

Una vez recuperé el bolso repleto de las joyas robadas me dirigí junto con Hayato a entregarlas al joyero, el cual agradecido por recuperarlas nos lo agradeció bastante. Al entregar las joyas fuimos a la torre del Hokage para informar de lo sucedido. Una vez llegamos al despacho el Hokage nos atendieron. -¿Así que eran un total de seis ninjas del sonido? -Si. -La teoría de que rogaremos al renegado que robo el pergamino... -Ren has dicho que luchaste con el ninja que robó las joyas... ¿Le pudiste sacar alguna información? -Así es, luche con él solo mientras Hayato se encargaba de sus subordinados... pero el ninja que robó las joyas no dijo nada así que lo tuve que eliminar... -Ya veo... en ese caso interrogaremos al preso... aunque ya no importa pero ya quedaría el tema zanjado. Dijo él, mientras resoplaba. -Buen trabajo chicos... podéis iros... Dijo él, al escuchar eso Hayato y yo comenzamos a irnos de la sala, Hayato ya había salido por la puerta. -Ren espera un segundo por favor. -¿Hum? Dije para que me dijera lo que este tenía que decirme. -Mira necesito que me hagas un favor... -Si, dime. –Necesito que entregues esta carta a una mujer...  -¿Y como es? Dime algo de ella. -Es una mujer hermosa, de enormes pechos y piernas torneadas, sus ojos son color marrón y sus cabellos rojos como el fuego

Tras darme las coordinadas en el mapa de donde se encuentra la mujer salgo del despacho para dirigirme al punto marcado en el mapa. Tras unos minutos corriendo por la aldea salí de esta adentrándome en los grandes bosques los cuales me dirigía a las fronteras del país para entregar esta carta a aquella mujer. Ya solo me quedaban quizás un kilómetro de mi destino cuando de pronto caminando por el bosque escucho ruidos delante de mí. "¿Qué es ese ruido?" Pensaba ya que sonaba como un sonido a metal. En ese instante de escuchar el ruido me detuve, mas sabía que algo malo iba a suceder. En el instante que me detuve una banda de bandidos aparecieron de los arbustos y arboles de los alrededores de mi posición quedándose a diez metros de distancia al frente. Estos bandidos me superaban numéricamente, pero eso no me asustaría debía luchar si quisiera vivir, no me quedaba de otra. Empuño una de mis Katanas con la mano derecha a la vez comienzo a desenvainarla lentamente mientras estos se quedaban mirando mientras se reían rudamente. Era algo lógico para ellos ya que eran diez contra un solo chico de dieciséis años. Tras unos segundos de tranquilidad mientras desenvainaba mi katana se rompieron al terminar de envainarla y agarrar mi katana con las dos manos situándome en una posición de combate.    



La calma se rompió finalmente con los gritos de aquellos barbaros los cuales a pesar de portar armas decidieron venir a por mi con las manos desnudas. "Me subestiman..." Pensé mientras me quedé quieto esperando que estos llegasen. La coordinación de estos era desastrosa haciendo que estos no llegaran a la vez hacia mí. El primero que vino hacia mi de frente le asesté un corte vertical descendente con gran fuerza, el cual este cayó, en ese instante el segundo estaba a mi distancia así que giré mi katana apuntando al cielo con su afilado filo. Para luego saltar a la vez que realizaba otro corte en vertical. Mientras estaba en el aire el tercero viene a atacarme, sin tiempo para acomodar la katana le asesto un golpe con la katana del revés en el hombro derecho de este con tanta fuerza que esta cae al suelo. En ese instante el cuarto entra en acción para recibir un corte horizontal en el cuello separando así la cabeza del cuerpo de este. En ese instante el resto de bandidos pararon su avance al ver como fácilmente había matado y repelido a cuatro de ellos, estos se miraron mutuamente para luego comenzar a correr en dirección opuesta a mi. Al ver eso clavé mi katana en el suelo y realicé rápidamente una frecuencia de sellos a gran velocidad. -KATON: HIBASHIRI Dije a la vez que lanzaba una llama la cual se dirigía hacia los enemigos que trataban de escapar, esta llama dejaba un rastro de fuego a su avance. Al llegar hasta ellos la llama se dividió en dos llamas para formar un circulo y atrapar a estos en un circulo de llamas de dos metros de altura. Continué haciendo sellos de manos. -FŪTON: KAMIKAZE Dije con fuerza mientras que creé barios tornados justo en el circulo de fuego lo cual creó un gran torbellino ígneo de gran poder debido al elemento viento. Tras hacer eso proseguí mi camino hasta llegar a aquella mujer despampanante. Le entregué la carta y me marché a la aldea.
avatar
Clan: Namikaze
Ninjutsu
Ninjutsu Elemental
Halcones
Juinjutsu
Fuuton Katon Doton Clase B

Ryous : 1000 Mensajes : 206
Fecha de inscripción : 08/01/2016
Edad : 25
Localización : En algún lugar del mundo ninja

Ver perfil de usuario
Miembro Akatsuki

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.