Naruto Reliquias Ninja


Misión D ....

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión D ....

Mensaje por Akabane Orochi el Lun Ene 18, 2016 8:42 pm

Misión :
LUGAR DE LA MISIÓN: PAIS DE LA ROCA.
TIPO DE MISIÓN: D.
DESCRIPCIÓN DE LA MISIÓN: RODEADO DE CADÁVERES Y CUERPO VIVO PERO ALGO DEMACRADO, SEMBLANTE DECAÍDO Y CON HERIDAS EN SU CUERPO QUE NO LLEGAN A PERMITIRLE SIQUIERA MOVERSE DEL LUGAR EN EL QUE SE ENCUENTRA, ESTA RENDIDO DE VIVIR, MAS VE EN TI UNA ULTIMA ESPERANZA DE CUMPLIR SU COMETIDO, ENTREGAR LO ULTIMO QUE LOGRO DEFENDER.  
     TE ENTREGA  UN COLLAR DORADO CON DETALLES BASTANTE FIJOS Y TE INFORMA DE UNA JUGOSA CANTIDAD DE MONEDAS POR TAN SOLO ENTREGARLO Y QUE SOLO SE DEBÍA TENER CUIDADO DE ALGUNOS BANDIDOS MEDIOCRES. TE INDICARÍA SOBRE LA POSICIÓN DEL CLIENTE EN LA CAPITAL Y DE QUE ESTARÍA COMPLETAMENTE AGRADECIDO SI TERMINARA ESO POR EL. EL HOMBRE ENTONCES SE QUEDARÍA ALLÍ ESPERANDO A SU PRONTA MUERTE, PRÁCTICAMENTE INEVITABLE.
RECOMPENSA DE LA MISIÓN: 50 PE + 500 RYOS
EXTENSIÓN MÍNIMA DE LA MISIÓN: 30 LÍNEAS.

Deseo. El hombre siempre ha deseado, y con desear me refiero a aquellas cosas que pueden ser obtenidas sin esfuerzo alguno; y es por esa misma razón que los puestos de juegos al azar siempre están llenos de ignorantes que, buscando la riqueza se hunden mas en la pobreza. Sin ese sentimiento del deseo, el mundo quizás no tuviese sentido pues, ¿De que serviría luchar, trabajar, sino por el deseo de obtener una mejor vida?. Los ninjas siempre han luchado por el deseo del poder en todas sus manifestaciones, yo lo se, pues a diario recuerdo aquel incidente de mi adolescencia donde lo perdí todo por causa de otros. Ahora era mi turno, ¿No? mi turno de poder desear cosas mas allá que el simple vivir por vivir. Para mi suerte o maldición, mi madre me había otorgado el conocimiento que me permitiría aprender todo por cuanto quisiese; y el tiempo no seria ningún obstáculo en el sentido de dicho camino, mientras unos vayan envejeciendo, yo seguiré aprendiendo. Mientras camino, mis ojos observan en la curva del camino a tierra manchada de sangre. La alerta se prende como una antorcha y, haciendo un esfuerzo por agudizar mis sentidos solo logro escuchar el susurro del cálido viento. Mis pasos avanzan con cautela, alzando la punta de cada pie para hacer el mínimo ruido. Colocaría la espalda contra la empinada montaña de tierra y roca que se curvaba en conjunto con el ensangrentado sendero y, avanzando lentamente hacia la curva, miraría de reojo tras asomar la cabeza hacia donde yacía la tétrica escena del crimen. Mis ojos no se sorprendieron en lo mas mínimo, el lugar de por si siempre había sido peligroso, sin embargo, uno de aquellos hombres cubierto bajo su propia sangre parecía intentar moverse. Volví a ocultar la cabeza para echar una ojeada a mis alrededores. Mi cabeza busco sobre el pináculo montañoso, por suerte no había nadie. Así mismo observe a derecha he izquierda, ni una sola figura, los bandidos allí no estaban. Y de pronto un rayo fugas traspaso por mi mente, dejando tras su paso una idea un tanto arriesgada. ¿Por que no tomar lo que quedaba de aquellos sujetos? si tenia suerte, probablemente encontraría una que otra arma para vender, o incluso algo de dinero... Dejando a un lado el miedo y cubriéndome con la armadura de mi voluntad decidí dar el primer paso para empezar a caminar hacia los cuerpos. Tras llegar, preguntaría al moribundo lo sucedido mientras buscaba en los bolsillos de los muertos. Según la respuesta de aquel hombre, los bandidos de la montaña les habían atacado y, sacando con dificultad una pequeña bolsa, me indico que si entregaba el collar recibiría una recompensa. La ubicación de quien esperaba no estaba lejos del lugar, para mi suerte. Tras haber revisado, ninguno de aquellos malditos llevaba consigo algo que valiese la pena, por lo que decidí tomar la encomienda para dirigirme al lugar designado. Mientras abandonaba el lugar, observaba como aquel sujeto se desplomaba con un ultimo suspiro. Tres largas horas seria el recorrido de aquel trayecto, al final del mismo, una mujer parecía esperarme recostada sobre el tronco de un árbol. Solo basto mostrarle la prenda para que la mujer reaccionara, tras entregársela, evidentemente esta me entregaría la paga para luego marcharse del lugar. Mas dinero a mis bolsillos, la suerte ya estaba echada...
avatar
Clan: Jiongu
Ninjutsu
Fuinjutsu
Edo Tensei
Doton Raiton Clase A

Ryous : 7550 Mensajes : 185
Fecha de inscripción : 17/01/2016

Ver perfil de usuario
Chunin de Suna

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.