Naruto Reliquias Ninja


Ilusionistas | Entrenamiento | Genjutsu

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ilusionistas | Entrenamiento | Genjutsu

Mensaje por Lyan el Sáb Ene 16, 2016 5:20 pm

Una vez más estaba allí, a mitad del bosque, y una vez más era por aquel sujeto. Una carta apareció esa mañana sobre la mesa que se encontraba junto a mi cama y, cómo en ocasiones anteriores , esta me citaba al bosque para entrenar una vez más, pero en esa ocasión especificaba que debía de ir muy atento. No entendí del todo a qué se refería eso, hasta que llegue a la zona donde acostumbrábamos entrenar, o más bien, cuando no llegue. Sin importar cuanto avanzara por el bosque, nunca llegaba a aquella zona que habíamos medianamente despejado a base de jutsus katon en el último entrenamiento. Aceleré el paso, pero sin importar cuando lo hacía, o cuánto tiempo dejaba pasar mientras avanzaba, la zona no aparecía. Llegado a un punto me canse, di media vuelta y trate de volver, pero pasaba igual, sin importar cuando avanzara el bosque parecía nunca terminar.- ¿Qué pasa, niño? ¿No sabes llegar a la aldea? -se escuchó la voz de aquel sujeto, pero no venía de ninguna dirección fija, sino que parecía provenir de todos lados. Me frene sobre la rama de un árbol, mirando alrededor en busca de la fuente de aquella voz, pero no había forma de cuadrar la dirección de la que provenía.

- ¿Dónde está? -me estaba cansando el no saber lo que pasaba, era imposible que me hubiera equivocado de dirección, más por el hecho de que aquel sujeto si estaba allí. ¿Entonces cómo?...- Y quiero ser digno del clan Uchiha... -susurré al percatarme de la obvia respuesta a tan extraña situación, cayendo en cuenta de que era una vergüenza que, con sangre Uchiha corriendo por mis venas, no me haya dado cuenta de algo así. Active la línea de sangre del clan, el Sharingan, y todo el bosque comenzó a distorsionarse. Al final este desapareció y yo terminé viéndome en el centro de un claro, el mismo que había estado buscando, sentado en el suelo mientras el encapuchado se encontraba parado unos metros delante de mí, con la espalda apoyada en un árbol.- ¿Cuando fue? -le pregunté, refiriéndome al momento en que me había metido en el Genjutsu.

Él me miro por unos segundos, para luego responderme mientras caminaba lentamente hacia mi
.- Apenas entraste al bosque, debes aumentar tu percepción sobre los Genjutsus. Puede que tengas el Sharingan, pero si no sabes cuándo activarlo estas acabado -me explico, llegando a estar a mi lado en lo que me levantaba del suelo. Me miró fijamente a los ojos, con su Sharingan de tres aspas activado, el cual choco con el mío de dos.- Hoy entrenaremos Genjutsu, niño, así que intenta no caer en uno -y sin decir más, el entrenamiento comenzó. Con un movimiento de mano me indico que me sentará, y luego se sentó frente a mí, mirándome fijamente con su Sharingan aún activado. En sus aspas me podía ver reflejado, y por un segundo juré que había visto que estas se deformaban, pero de seguro fue solo mi imaginación haciéndome una mala pasada, porque el Sharingan solo tenía hasta su tercer aspa ¿Verdad?

La primera parte consto de que tanto él como yo nos quedáramos completamente quietos, mirándonos el uno al otro fijamente a los ojos. Chocando Sharingans, ambos intentábamos meter al otro en un Genjutsu. Era una pelea constante entre nuestros chakras, tratando de entrar en el sistema nervioso ajeno e inducirlo a una ilusión, pero a la vez teniendo que defender el propio para no caer en una. Así las horas pasaron, para cualquiera que pasara por allí podríamos no ser más que dos locos que jugaban una competencia de miradas, pero la verdad estaba más allá de lo que el simple ojo humano podía ver.

Terminado ese entrenamiento, que me dejo notoriamente agotado en lo que a chakra se refería, llego una parte más teórica, en la cual él me explicaba de forma muchas más simple y directa varios factores sobre la psiquis humana y como pasar a través de cada barrera que ponía el cerebro para hacer una ilusión lo más realista posible. También, dentro de todo lo que me explico, estaban varios factores especiales del Sharingan, como su capacidad de meter a cualquier adversario en un Genjutsu solo con que este mirara solo por un segundo su rojo iris. Las capacidades del Sharingan eran increíbles, pero no podía dejar de pensar que había algo más que no me estaba diciendo, un poder que me estaba ocultando, pero decidí no preguntar más y seguir el entrenamiento hasta la noche, cuando él mismo lo dio por terminado y pude volver a mi hogar, con vastos conocimientos de Genjutsu nuevos y muy útiles.
avatar
Clan: Uchiha

Genjutsu
Ninjutsu
Serpientes


Katon Raiton Clase A

Ryous : 25500 Mensajes : 455
Fecha de inscripción : 08/01/2016

Ver perfil de usuario
Chunin de Konoha

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.