Naruto Reliquias Ninja


Resistiré para seguir viviendo [Pasado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Resistiré para seguir viviendo [Pasado]

Mensaje por βoett el Sáb Ene 16, 2016 2:58 pm

Los días pasaban y en Iwagakure no pasaba absolutamente nada de nada, la gente normal trabajaba para ganarse la plata del día y poder alimentar una familia, con la economía que había en la aldea, no era muy bueno tener muchos hijos ya que implican un gasto de plata inmensísimo, pero para los que tienen un buen trabajo, pues tenían vía libre a tener los hijos que se le cante. Por otro lado las jóvenes promesas de la aldea, que no tenían más de siete años, sí… Se habla de los estudiantes de academia, llevaban un día con una rutina que era “lo común” para ellos, pero con esa rutina iban ganando confianza y podrían ir escalando en la pirámide de rangos que tiene la villa y el mundo entero. Un estudiante en Kirigakure valía más que personas gennins, o chunnins. Puesto a que eran rangos algo importantes pero no determinantes, como lo sería el rango Jounnin, ya se hablaba de otra cosa, y como es comprensible, un ninja de ese calibre está en otra altura y está en busca de poder que a veces es bueno y otras veces es malo, ya que pueden llegar a hacer lo imposible para seguir aumentándolo, pero eso sería para las personas no tan allegadas al Tsuchikage, los que están en su entorno, saben lo valioso que son y que cumplen un papel fundamental en la aldea, puesto a que se los necesitaría para algún tipo de amenaza para ésta o cosas insignificantes como por ejemplo un atentado con ninjas de bajo rango o cosas así, pero el mundo ninja está compuesto por muchos ridículos que no se dan cuenta que saliendo de su hogar, osea su aldea, no ganarán fuerza, solamente serán usados, aunque como todas las cosas, hay excepciones, hay ninjas que reniegan y ganan un poder magnífico pero las probabilidades eran bajas, y tomar una decisión así era algo arriesgado, porque no entraba por la cabeza del renegado volver a la aldea, sería un blanco fácil para el Kage como para las fuerzas Anbus que siempre están custodiando la aldea en busca de esos malhechores, malvivientes que le quieran hacer mal a la aldea, serían personas sin piedad alguna y tratarían de hacerle sentir el dolor más profundo que podrían sentir en su maldita vida o también podría ser una muerte rápida dejándolo sin respuesta alguna, o por última en su primera oportunidad lo liquidan. La mañana para el líder de la aldea había empezado con una paz y una buena “vibra” o “onda” como se llamaba, había despertado con el pie derecho y la verdad… Con mucho tiempo, había despertado a las 7 de las mañana y su habitual despertar era a las 9 cerca de las 9 y media. El día de hoy era especial para prepararse un desayuno magistral. En el exterior se presentaba un frío atroz, un silencio profundo y un movimiento espantoso, espantoso porque no había nadie figurando por las calles, solamente animales que andaban perdidos, cruzando las calles, otros… En los negocios de ramen, esperando ligar algunas sobras que quedaban de los encargados de vender, a veces le daban mucho y a veces poco, era dependiendo del día y como pintaba el día hoy… No ligarían ni un insignificante fideo. Al despertar, se preparó el desayuno el miembro del clan Jyugo, actual líder de la aldea de la Roca. Terminó de alimentarse y beber un buen té, a las 8 y media, para entrar a la oficina y hacer sus deberes diarios, quedaban media hora, entonces decidió salir desde ya, pero con la diferencia que iría a un ritmo muy lento y pasaría a visitar a unos viejos amigos de sus tiempos pasados, que con su deber actual los había dejado “tirados” es decir, que no se relacionaba hace tiempo ya con ellos que lo ayudaron mucho cuando éste llegó a la desconocida Iwagakure en ese tiempo, ya que su cabeza estaba llena de preguntas y un poco más de preguntas nada más. Así fue como partió y pasó por la casa de 2 amigos antiguos solamente, sus planes era pasar por muchos, pero el tiempo se le hizo corto, ya eran las 8 y cuarto y su secretaría seguramente estaba con los pelos de punta, pero eso se sabría en breve. Caminó un par de cuadras ya que no se encontraba muy lejos de su tan atractiva oficina, al llegar se encontraba su asistente con una pila de formularios y cosas para corregir pero con el ánimo algo caído, no era muy habitual en ella, siempre estaba contenta y rezongándole, debía tener que ver el tema de su madre que estaba algo enferma o algo así le había contado hace un tiempo atrás, al entrar el Genin, con suma tranquilidad y mucho respeto se acercó a ella, éste le dio los formularios y éste pronunció –Fuerzas Yaomi- Para luego escuchar el agradecimiento de ella, y éste subir a su despacho. Pasaban los minutos, horas, y Boett se encontraba con mucha concentración con un lápiz en su mano derecha y golpeando los dedos contra su escritorio con su mano menos hábil, mientras que en las calles de la aldea se podía escuchar el aumento de ruido con el pasar de las horas, al parecer el clima había cambiado o el malhumor de la gente se disipó, pero para la segunda opción había pasado muy poco tiempo, era lo menos probable pero todas las opciones eran probabilidades, algunas tenían mayor porciento de acertar que otras, pero no quitaban lo que eran. Era el mediodía y por fin el joven había terminado sus deberes, les había tomado más tiempo que otras veces pero el resultado al fin, se había conseguido. Luego de terminar con la última hoja para rellenar, éste procedió a tirar su silla para atrás y parase para luego estirar su espalda para atrás y escuchar el sonido de los huesos crujir a la violencia que su columna vertebral había emitido hace unos instantes nomás. –Que hacer…- Se preguntaba Darzo, que tenía muchas ganas de hacer diferentes cosas, mejor dicho… Sus músculos y piernas le pedían entrenamiento y su mente le decía que valla a descansar, pero como eran común en él, le haría caso a su cuerpo pero no exactamente, días atrás vió perder a un ser querido muy allegado a él, era su novia algo raro ya que nunca en la vida había tenido una, pero ella llegó y le puso el mundo de cabezas. Al ver la pérdida, un odio profundo se incrementó en él, que mató a golpes al hombre que la había matado, pero él… Él se sentía algo responsable, ya que quiso patear la navaja y ésta se clavó en ella, pero en realidad era absoluta la culpa del maleante que pagó su condena con la muerte. Y allí fue cuando despertó su cuarta evolución de su resistencia, el llamaba a su actual resistencia ”resistencia divina” era algo raro de pronunciar pero eso no importaba, pero como bien se dijo, lo había despertado pero aún no sabía controlarlo y poder despertarlo cuando se le dé la gana y el día había llegado, dentro de unos instantes se cambiaría la visión de la vida y el poder aumentaría drásticamente, o esas eran las mínimas expectativas de Boett. Al terminar de estirarse y demás cosas, decidió ir hacia el balcón de su casa, para luego dar un salto y caer en las tejas de las cosas de la aldea e ir corriendo y dando saltos cuando eran necesarios yendo hacia las afueras de Iwagakure, ese era su destino, algo lejos pero igual era ese. Tardó alrededor de treinta minutos en recién poder observar que la niebla iba aumentando, ese era el signo de que se estaba acercando, como bien Iwagakurense, conocía a la perfección, todas las partes de la aldea, en otros países y aldea seguramente la flora y fauna iban aumentando, pero acá no y eso era lo que le hacía única y tan digna de admirar, será por eso que Boett había elegido como punto de habitad ésta región, él se siente identificado con ella, son dos cosas que son totalmente únicas y muy propios o así era como lo veía él, por ahí tenía un punto algo errado pero eso no le importaba mientras él esté bien el resto ¿Qué importa? Al llegar por fin a las afueras de Iwagakure, el miembro Jyugo se posicionó en el centro de las Afueras donde había más neblina, nadie lo podría observar, solamente se arrodilló para luego activar su primer entrenamiento de resistencia conseguido, el de un aspa, recordando como lo había despertado, para luego activar su segunda evolución, de nuevo recordando él como y el por qué lo había despertado. Luego siguió con una mejor resistencia el más fuerte y único hace unos días, hasta que trató de recordar la muerte de su amada, pero le costaba, recordar una escena tan fuerte y tan decisiva en su vida no era nada fácil, tardó un rato hasta que por fin se pudo concentrar, con un nudo en la garganta, recordaba escenas de la muerte, la cara del asesino y el mar de sangre que había dejado su tan preciada novia, ya estaba por explotar, sus sentimientos le decían que deje de recordar pero ya no podía volver atrás, no debía achicarse en éste momento. Recordando y recordando, pudo recordar o mejor dicho imaginarse la cara sin vida de su antigua novia, allí fue cuando un grito salió emitido dentro de él, levantó la cabeza mirando el cielo, mientras que la evolución de su resistencia había dado frutos, las exhalaciones de aire de su nariz no eran constantes, le costaba respirar, hasta que un respiro hondo bastó para controlarse, y poder controlar su maldita resistencia, le costaba mantenerlo activado, hasta que se desactivó. –Maldita sea- Dijo para luego concentrarse, y cerrar su ojos, no le hizo falta recordar las escenas tan fuertes, solamente abrió los ojos y su resistencia había mejorado drásticamente ya estaba activado a la perfección, había sido ya una mañana algo tarde muy fuerte para él, asique no tomó otro remedio, que irse del lugar con un saber agrio en su paladar.
avatar
Clan: Jyugo
Ninjutsu
Taijutsu
Enma
Doton Fuuton Clase B

Ryous : 1363 Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 28/03/2015

Ver perfil de usuario http://narutoreliquiasninja.foros.bz
Tsuchikage

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.