Naruto Reliquias Ninja


Nuevo en la ciudad | Misión rango C

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuevo en la ciudad | Misión rango C

Mensaje por Lyan el Jue Ene 14, 2016 3:34 am

Especificaciones de la misión:
Nombre: Nuevo en la Ciudad
Clase: C
Lugar: Calles
Descripción: Un visitante de apariencia sospechosa a llegado a la aldea se desconoce el por que pero definitivamente no paso desapercibido ante las autoridades.
Objetivo: Debes seguir al sujeto averiguar que hace cada día e informar a los ANBU para que se encarguen de él.
Total de Lineas: 50 Lineas
Recompensa: 75 PE + 750 Ryos

Era la segunda vez que me asignaba en vigilar a alguien sospechoso, la última vez había terminado por detener un ataque al banco de la aldea, solo esperaba que en ese caso, de ser algo similar, lograr también evitar que una tragedia sucediera. En ese caso mi deber no era detenerlos, sino avisar al ANBU para que se hicieran cargo de ellos, lo que daba a entender que ese sujeto era sospechoso de algo mucho más grave que los anteriores dos, lo cual me dejaba claro que si llegaban a descubrirme, no tenía nada que hacer contra los sujetos que podrían estar involucrados en aquello.

En momentos como ese era cuando me quedaba más claro el hecho de que todavía no tenía el nivel de poder suficiente, aún había ninjas mucho más poderosos que yo, demasiados, y si quería cumplir con todas mis ambiciones debía de aumentar mi nivel a pasos agigantados. Aumentar los entrenamientos, tanto en cantidad, tiempo como en intensidad. ¿Era una exageración? Puede ser, pero era algo que necesitaba hacer. Ganar poder, superarme, llevar mi nivel hasta el de aquellas leyendas del mundo shinobi. Sasuke Uchiha, el Uchiha más poderoso que jamas había existido... lo superaría.

Seguía al sospechosos por las calles de la aldea, haciendo uso de un Henge para que mi verdadera apariencia estuviera cubierta por la de un anciano de fáciles 70 años. De esta forma era fácil seguirlos sin que sospecharan, porque vamos, nadie sospecha de una anciano caminando por las calles de una aldea sin destino aparente. Lo seguía de cerca, pudiendo escuchar fácilmente si hablaba con alguien, y efectivamente, así era. Cada tanto soltaba alguna palabra al azar, aparentemente dicha a la nada, pero estaba seguro de que esa no era la realidad. Tenía que ser una especie de código, alguna extraña clase de jerga o algo similar que había inventado con sus colegas para poder hablar sin que supiera de qué lo hacían exactamente.


- Cama, reloj, camillas, cronometro... -y así, el sujeto seguía repitiendo palabras al azar, pero que tenían cierto parecido entre ellas. Al final terminó por llegar al hotel donde se hospedaba y no pude vigilarlo más, no tenía autorización para intentar colarme allí.

Dos días después

Habían pasado dos días pero el sujeto no parecía hacer más que lo que hizo el primero, caminar por la calle mientras decía palabras al azar, luego volvía al hotel donde se hospedaba y nada más, no se volvía a mover de allí en el resto del día. Aquello se estaba haciendo cansino, incluso llegue a pensar que el sujeto no planeaba nada malo y solo era la paranoia de las autoridades de la aldea la que me tenía allí, siguiéndolo cada vez que salía de su hogar para, al final, no encontrar nada con lo que pudiera inculparlo, pero justo el día en que decidí ir a informar al ANBU que se trataba de una personas que solo tenía apariencia sospechosa, algo diferente sucedió. El sujeto salió del hotel, como siempre, pero no tomo la misma ruta que siempre. Curioso, y aún con la apariencia de un anciano, me dedique a seguirlo por una nueva ruta que recorría la aldea por calles completamente alternativas a las que utilizaba en primero lugar. Al final, su recorrido no terminó de nuevo en su hotel, sino que terminó en una vieja y olvidada taberna.

Me acerque a la derruida construcción con sigilo, asomándome por una de sus ventanas, parcialmente tapada por tablas de madera, y mire hacia el interior con mi único ojo destapado. Allí estaba el sujeto, pero había alguien más, otro tipo que apareció de la nada en un Shunshin. No sabía exactamente de qué estaban hablando, pero me hacía una idea al leer sus labios. Al parecer, esas palabras que el sujeto decía al azar durante los días anteriores eran escuchadas por alguien. Cuando se quitó la chaqueta, cosa que nunca antes había hecho, me di cuenta de que llevaba un micrófono escondido debajo de esta. Todo tenía sentido, ese sujeto, en realidad solo reconocía la zona, y de seguro alguna de las palabras que decía al azar significaba algo para los que lo escuchaban, le describía alguna característica de la zona por la que estaba cruzando, quizás decía algún punto débil en una estructura, o simplemente armaba un mapa.

Sonreí con levedad, el trabajo al fin estaba cumplido. Me aleje de la zona, sin deshacer el henge en ningún momento. Cuando estuve algo alejado, me metí en un callejón y allí deshice la técnica de transformación, para luego subir por la pared del mismo callejón, saltar al tejado de un edificio cercano y desde allí salir corriendo a toda velocidad hacia la torre del Hokage, donde entregaría la información que había conseguido para que se enviara a un escuadrón ANBU para hacerse cargo de la situación y detener el aparente atentado antes de que siquiera terminaran de planearlo.
avatar
Clan: Uchiha

Genjutsu
Ninjutsu
Serpientes


Katon Raiton Clase A

Ryous : 25500 Mensajes : 455
Fecha de inscripción : 08/01/2016

Ver perfil de usuario
Chunin de Konoha

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.