Naruto Reliquias Ninja


Protege a la pequeña | Misión rango C

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Protege a la pequeña | Misión rango C

Mensaje por Lyan el Miér Ene 13, 2016 7:52 pm

Especificaciones de misión:
Nombre: Protege a la pequeña
Clase: C
Lugar: Bosque
Descripción: Una pequeña se ha enfermado de gravedad y sus padres no pueden trasladarla al hospital mas cercano pues se encuentra mas haya del bosque donde se encuentran muchos animales salvajes.
Objetivo: Protege y traslada a la pequeña al hospital
Total de Lineas: 50 Lineas
Recompensa: 75 PE + 750 Ryos

En un pueblo ubicado a las afueras de la aldea, pasando un largo tramo de bosque, vivía una pequeña familia, conformada por una joven pareja y su hija de cinco años, la cual, por desgracia, no gozaba de buena salud. La pequeña había sido varias veces atendida en la clínica del pueblo, pero nada podían hacer, se necesitaba de la tecnología y conocimientos de un hospital para atender el mal que impedía que la pequeña pudiera llevar una vida normal. Lamentablemente el camino que había que recorrer para llegar a la aldea era muy largo, se tardarían días en llegar, días que la niña no tenía. Por ello la familia, desesperada, había enviado un arcón solicitando a la aldea una escolta para que llevara a la niña hasta la aldea, donde se encontraba el hospital, atravesando el bosque. Hacerlo era peligroso para una persona normal, las fieras que allí habitaban podían acabar con quienes se aventuraran sin tener conocimientos de supervivencia, y por eso mismo la aldea envió a uno de sus tantos ninjas capacitados hasta el pueblo, depositando en él la tarea de llevar a la niña a la aldea para que fuera atendida en el hospital por los ninjas médicos más capaces de los que se disponía.

- Por favor, cuida de nuestra niña... -solicitaba la madre de la pequeña, saliendo por el umbral de la puerta de su casa seguida de un joven pelirrojo, quien llevaba en su espalda a la pequeña niña, la cual tenía la piel pálida en extremo. En verdad necesitaba ser tratada de inmediato, cada segundo que se perdía le quitaba posibilidades de ser curada, de vivir una vida normal junto al resto de niños de su edad como no podía hacer desde hacía meses atrás por culpa de esa horrible enfermedad.

- Tranquila, señora -contestaba el joven pelirrojo, sujetando firmemente las piernas de la pequeña mientras esta se abrazaba a su cuello.- Le prometo que llegará sana y salva, los médicos la atenderán y todo esto quedará en el pasado ¿Verdad, pequeña? -la niña, bastante débil, asintió con levedad mientras sonreí cálidamente, apoyando su cabecita sobre la espalda del ninja.- Pero para eso debo irme de inmediato, nos veremos luego -y sin mediar más palabra, Lyan dejo que la pequeña se despidiera de sus padres y comenzó la carrera contra reloj hasta la aldea, avanzando por el bosque a toda la velocidad que sus piernas le permitían.

Los minutos pasaban pero la velocidad del ninja nunca disminuía, siempre se mantenía en su límite, y se excedía de él si le era posible. Lyan se estaba llevando al máximo de sus capacidades, exigiendo todo lo que tenía para dar con tal de llegar lo más pronto posible a la aldea. Por el bosque lo único que se veía era una sombra avanza a gran velocidad, pero en un momento dado otras tres sombras lo rodearon, obligándolo a frenar y mirar alrededor, tratando de reconocer a los seres que lo habían alcanzado.

- ¿Quien anda ahí? -preguntó, mirando hacia todos lados mientras la niña en su espalda dormía, presa de la somnolencia que le generaba su estado de salud. Cómo respuesta a la pregunta que hizo el joven gennin tres lobos aparecieron de la nada, saliendo lentamente de detrás de un arbusto. Sus tamaños eran considerables, pero eso a Lyan no le importaba, debía encargarse de ellos en el menor tiempo posible.

El joven se acuclillo, quitándose la chaqueta y colocándola en el suelo, para luego apoyar lentamente a la niña encima, con cuidado de no despertarla. Luego, volteo rápidamente y confronto a los lobos, sacando dos kunai de su porta armas y tomando uno con cada mano.- Esto será rápido, lo siento pero no tengo tiempo para noquearlos -y sin mediar más palabras los lobos se lanzaron contra Lyan, al tiempo en que este se lanzaba contra ellos, listo para luchar con todo lo que tenía con tal de salir rápidamente victorioso y poder continuar el trayecto hacía la aldea.

Una hora más tarde

En las puertas del hospital de la aldea de la hoja se veía llegar a un joven, de pelo rojo y con un parche cubriendo su ojo derecho, pero esto, no era precisamente lo que más llamaba la atención. La remera que llevaba el muchacho tenía varios cortes, cortes que terminaban en su piel, cortes hechos por garras. Además, su cuerpo entero estaba manchado de sangre, incluso tenía en el rostro, pero era obvio que no era propia. En sus manos llevaba a una pequeña niña, de piel pálida y ojos azules, la cual se encontraba envuelta en una chaqueta negra. Nadie fue capaz de decirle nada, ni preguntar la razón de tanta sangre, antes de que pudieran él ya había dejado a la niña en una camilla y exigía que un medico la viera de inmediato, que se trataba de la niña enferma que estaban esperando que llevasen.

Los médicos no tardaron en llegar y llevarse a la pequeña para atenderla, dejando que el gennin se relajara sentándose en la sala de espera. La pelea con los lobos había sido intensa, prueba inequívoca era la cantidad de cortes de garras y colmillos que tenía en su cuerpo, además de la sangre que manchaba su ropa y rostro, pero logro llegar a tiempo.

Unas horas después le avisaron que la chica estaría bien, mientras una enfermera se encargaba de desinfectar sus heridas, una noticia que lo puso por demás contento. La misión estaba cumplida, y con honores.
avatar
Clan: Uchiha

Genjutsu
Ninjutsu
Serpientes


Katon Raiton Clase A

Ryous : 25500 Mensajes : 455
Fecha de inscripción : 08/01/2016

Ver perfil de usuario
Chunin de Konoha

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.