Naruto Reliquias Ninja


Pergamino | Misión rango C

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pergamino | Misión rango C

Mensaje por Lyan el Miér Ene 13, 2016 7:14 pm

Especificaciones de misión:
Nombre: Pergamino
Clase: C
Lugar: Bosque
Descripción: Un anónimo te ha dado un pergamino de poco valor pero de vital importancia para el destinatario, tu misión es entregarlo así como se te dio.
Total de Lineas: 50 Lineas
Recompensa: 75 PE + 750 Ryos

Un joven shinobi, gennin de la aldea de la hoja, avanzaba a paso veloz por el enorme bosque que recorría gran parte del país del fuego. En su mano derecha un pequeño pergamino era sujetado con fuerza, con la fuerza que le daba la seguridad de que no sería arrebatado tan fácilmente por alguien que apareciera de la nada.- Aún queda mucho... -se dijo a si mismo mientras miraba al frente, asegurándose de siempre tener una rama sobre la cual aterrizar para continuar con su avance de manera ininterrumpida. El aire fresco de la noche golpeaba en su rostro, manteniendo su cabello echado hacia atrás. El parche seguí allí, cubriendo su ojo derecho, y sus vestimentas como de costumbre eran todas de color negro, tanto la chaqueta, como el pantalón y las botas, todo para camuflarse mejor en la oscuridad de la noche.

¿Qué es lo que hacía el joven gennin en el bosque por esas horas? Bueno, resulta que esa misma tarde le habían asignado una misión, la misión de llevar un pergamino que un anónimo le entrego hasta un pueblo cercano de la aldea. A simple vista parecía simple, pero el mismo sujeto que tenía el pergamino le aclaro que la importancia que tenía el mismo era muy elevada, por lo cual sería fácil que algún maleante intentara frenar su avance y robarle el pergamino, razón por la cual debía de ir preparado para enfrentar a cuanto sujeto se le ponga en frente con tal de que el pergamino llegase sano y salvo al pueblo donde lo estaban esperando.

- Tsk... -el shinobi chasqueo la lengua, frenando su avance justo a tiempo para esquivar un cuchillo que había sido lanzado desde su izquierda. Al mirar en la dirección previamente dicha, Lyan se encontró con un grupo de sujetos, trajeados todos con chaquetas negras, con cadenas en las manos además de algún que otro palo, vamos la típica banda mafiosa.- Identifíquense, por favor -solicito con una leve sonrisa en su rostro, mostrando una tranquilidad que a los propios maleantes perturbo, más no intimido en lo absoluto.

- ¡Danos el pergamino y te dejaremos en paz, niño! -grito quien parecía el líder del grupo de cinco, parado al frente de los cuatro restantes y con una cadena siendo sujetada por su mano derecha, la cual se balanceaba lentamente, lista para ser lanzada al frente. El resto de integrantes de la banda poseían distintas armas, entre las cuales destacaban un palo con clavos incrustados en él, además de uno que llevaba unos nunchakus . Si sabían cómo utilizarlas esas armas podían hacer un gran daño, pero algo en la mente del ninja le decía que ninguno era un maestro en el uso de esas armas, su propia intuición le aclaraba que no tenía nada que temer al enfrentar a ese grupo-

El joven gennin fingió pensárselo por unos segundos, llevándose la mano izquierda al mentón para sobre aclarar que se lo estaba pensando, un gesto bastante exagerado pero que le causaba gracia hacer para ver la expresión expectante de los sujetos.- Emm, no, caballeros, no se los daré -contesto con la misma sonrisa y expresión tranquila, saltando rápidamente para esquivar el golpe de la cadena del líder de la banda, parándose sobre el tronco de otro árbol circundante para propulsarse rápidamente contra el grupo. Los movimientos del ninja fueron rápidos y precisos, golpeando en puntos específicos para noquear de forma inmediata a cada uno de sus contrincantes. Ninguno supo que lo golpeo hasta que no estuvieron tirados en el suelo y sin poder moverse.- Tranquilos, dentro de poco volveré por ustedes -la pequeña sonrisa que mantenía el shinobi de la hoja llego a aterrar a sus derrotados contrincantes, quienes temblaron en su lugar mientras lo observaban alejarse.

Lyan no tardo más de unos minutos en llegar al pueblo en cuestión, dirigiéndose a una taberna especifica en la cual lo esperaba un sujeto encapuchado, aquel a quien debía entregar la misión. Sin perder tiempo hizo lo que debía, cruzando no más de dos palabras con el receptor antes de irse de allí. La misión estaba cumplida, pero aún debía encargarse de aquellos malvivientes, hacerse cargo de que los encerraran y juzgaran en base a los crímenes que, estaba seguro, habían cometido.
avatar
Clan: Uchiha

Genjutsu
Ninjutsu
Serpientes


Katon Raiton Clase A

Ryous : 25500 Mensajes : 455
Fecha de inscripción : 08/01/2016

Ver perfil de usuario
Chunin de Konoha

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.