Naruto Reliquias Ninja


Meditando | Entrenamiento | Inteligencia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Meditando | Entrenamiento | Inteligencia

Mensaje por Lyan el Miér Ene 13, 2016 12:43 am

Era por la tarde en la aldea de la hoja, el sol golpeaba duro con sus rayos, causando que la temperatura subiera hasta un punto en que en verdad se volvía molesto para la mayoría de habitantes del lugar. Un día caluroso como pocos, con temperaturas que superaban fácilmente los treinta grados. La gente que podía se iba a pasarlo en la playa, refrescándose con el agua del mar, pero otros que no tenían tiempo o recursos para ir tan lejos acudían a un lugar similar, solo que más cercano a la aldea: El lago. Allí, en su orilla, varias familias se encontraban reposando, mientras otros nadaban en las frías aguas para evadirse del calor. Era un ambiente muy ameno el que se vivía en aquella zona, aunque había algo, una duda que todos tenían pero nadie quería ir a solventar, y esa era... ¿Qué hacía un chico pelirrojo flotando a mitad del lago?

Y efectivamente, allí, en el centro del lago, un chico de cabello rojo como la sangre y con un parche cubriendo su ojo derecho se encontraba flotando, pero no de la forma tradicional, sino que literalmente estaba por sobre el agua, no sumergido dentro. Sentado en la posición de loto, el joven estudiante se mantenía con el ojo cerrado, ignorando que más de una vez alguien le gritó desde la orilla preguntando el motivo de su permanencia en aquel lugar. Lo que hacía Lyan era meditar, acababa de leer un libro de estrategia de uno de sus escritores favoritos, o al menos de los que más leía últimamente, y en la última página se recomendaba que, para absorber mejor todos los conocimientos y agilizar la mente, era necesario meditar cada cierto tiempo, un número mínimo de minutos, horas incluso, cuanto la persona quisiera, y para eso era que estaba allí. Desde temprano que había llegado al lago, y luego de dar unas vueltas mientras leía un poco del nuevo libro de estrategia que había adquirido, se decidió a aplicar lo dicho en el previamente concluido libro y se acercó al centro del lago, a su parecer el lugar donde estaría más tranquilo al ser difícil de alcanzar, se sentó en posición de loto y de allí no se movió en bastante tiempo. La gente fue llegando, pero ni atención les presto, solo continuó con su tarea de meditar.

Con el pasar del tiempo el joven se iba sumiendo más y más en sus cavilaciones respecto al libro, repasando una y otra vez todo lo que había aprendido de él, logrando sacar nueva conclusiones y aplicarla en escenarios ficticios que armaba dentro de su propio subconsciente. El hecho de meditar lo ayudó a concentrarse mejor, pudiendo comprender del todo ciertos conceptos explicados en el libro que al llegar allí quizás no conocía del todo. Aquello parecía ser un buen método para absorber información y repasar lo ya sabido, pudiendo así sacar mayor provecho de cada dato en los momentos que fuera necesario, además de que agilizaba la mente al aprender a aislarse del entorno y concentrarse en algo concreto, una cualidad que podría ser clave en una situación en la que se debía planear una estrategia sobre la marcha de un combate. Entre sus entrenamientos semanales recordaría meditar de vez en cuando, en verdad servía de mucho.

Pasadas tres horas el joven Lyan ya veía claramente como todos los pensamientos ajenos se aislaban, y la mente se concentraba en el único hecho de analizar en profundidad cada mínima información que había leído en los libros. El viento ya no soplaba, ya ni siquiera sentía el chakra que estaba concentrando para mantenerse sobre la superficie del agua sin hundirse. Cualquiera pensaría que era un poco exagerado, pero realmente sentía que estaba en su propio mundo, aislado completamente de cualquier hecho o suceso exterior. Nada existía, nada importaba, nada lo distraía, era una completa paz la que invadía su cuerpo y le permitía absorber cada dato de forma mucho más rápida que lo normal.

- Vaya, esto es realmente raro… –susurró mientras abría sus ojos, mirando alrededor y tomando una gran bocanada de aire, para luego soltarle lentamente mientras se levantaba de su lugar en el centro del lago y a paso lento se acercaba a la orilla, notando que ya era tan tarde que no había nadie en el lugar.- Pero sirve de mucho –y sin más, dio un gran salto, parándose sobre la rama de uno de los arboles circundantes al lugar, y de allí salto al tejado de una casa cercana para luego salir corriendo rumbo a su hogar.
avatar
Clan: Uchiha

Genjutsu
Ninjutsu
Serpientes


Katon Raiton Clase A

Ryous : 25500 Mensajes : 455
Fecha de inscripción : 08/01/2016

Ver perfil de usuario
Chunin de Konoha

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.