Naruto Reliquias Ninja


¿Eres tan fuerte madre? | entrenamiento inteligencia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Eres tan fuerte madre? | entrenamiento inteligencia

Mensaje por Koga Namikaze el Mar Ene 12, 2016 4:10 pm

Era una nueva noche fría en el barrio Namikaze, eran cerca de las doce de la noche el día ya se encontraba terminando. Muchas de las personas ya estaban durmiendo, menos en una casa, la casa de Koga, el cumpleaños de su madre se acercaba, faltaban mezquinos minutos para que cambie día y sea su cumpleaños. El calor retumbaba dentro de todo la casa, era una típica noche de verano, donde se podía observar aquella redonda y hermosa noche. Ese día siempre era un día triste ya que aquel día era el aniversario de la muerte del padre de Koga, su madre siempre se sentaba en su cama y comenzaba a llorar frente a la fotografía de su poderoso padre. Aquel día la mujer quería que todo fuese diferente, era su primer cumpleaños desde que su hijo se había convertido en un verdadero shinobi, al igual que lo era su esposo. Aquel día comenzaría de una forma distinta a como venía siendo.

Koga se encontraba en su cama, con la ventana abierta frente a él y observando las estrellas, esas hermosas estrellas "Padre, sin tan solo supiéramos lo que te paso. Todo lo que está ocurriendo me hace pensar mucho en ti. Y todo lo que panso con ese anciano y la sombra ayer…Todo es muy raro… " todos estos pensamientos fueron interrumpidos cuando se escuchó un grito desde la planta baja de la casa -¡Koga! Hijo baja un segundo.- era su madre, un extraño rasgo de confusión apareció en el rostro de Koga "¿Mama? Se suponía que ella estaría en su cuarto.” rápidamente el joven bajo de su cama y se dirigió a la cocina, de donde el grito provenía. Al llegar, corriendo prácticamente, se encontró con una situación que nunca había visto. Estaba su madre y frente a ella una torta de cumpleaños con unas cuantas velitas -Vamos hijo, no vas a cantarme el feliz cumpleaños.- dijo la madre mientras una sonrisa aparecía en su rostro y la de su hijo, que con mucha felicidad comenzaba a cantar. Tras varios minutos el joven Koga, interrumpió aquel bello momento con sus palabras -Mama, lo siento pero no te compre nada. No sabía que…- sus palabras se vieron interrumpidas por las de su madre -No importa, mañana temprano te despertare y me daras mi regalo.- el joven no entendía mucho acerca de lo que estaba pasando pero había sido un día muy largo , así que decidió retirarse e irse a acostar. No se fue, sin primero darle un inmenso abrazo a su madre, que por obra de magia había cambiado su forma de festejar el cumpleaños, e hizo muy feliz a ambos.

Una nueva mañana comenzaba, el sol alumbraba por completo el país del fuego que estaba pasando uno de los veranos más calurosos sin lugar a duda. Aun así aquella mañana el clima estaba algo más tranquilo, si bien hacía calor, había días anteriores donde el clima había sido mayor. Mientras lentamente Koga abría sus ojos, una persona irrumpió en su cuarto y le ordeno que despertara ya y que lo esperaba en la puerta del cementerio, aquella persona era su madre pero ¿Qué quería? ¿Por qué hacerlo ir hasta la puerta del cementerio? ¿Qué esperaba que pasara con eso? Sin pensarlo dos veces, Koga se levantó de la cama y se vistió con sus ropas, después de todo era su madre, no iba a hacerle algo malo, quizá quería que ambos visitaran la tumba de su padre.

Koga ya se encontraba frente a la puerta del cementerio, pero no había nadie solo estaba el pero de repente una voz se escuchó -Muy bien hijo, has llegado. Comencemos con mi regalo.- a medida que la voz de su madre sonaba todo se ponía más negro -Eh…Madre, ¿Qué pasa?- dijo Koga que en un pestañeo ya se encontraba inmerso en un mundo de oscuridad. En cuestión de segundos logro darse cuenta que era un genjutsu -Kai.- comento el joven mientras realizaba una serie de sellos de mano y la oscuridad se disipaba.
Ahora se encontraba en su cuarto, pero como si él había ido hacia el cementerio, acaso había sido todo un genjutsu y nunca se había ido de su cama. Se levantó y miro por la ventana y logro ver como un grupo de pájaros pasaban volando tomando la forma de una V por delante de un grupo de nubes, pero por lo que había visto el Sol daba un horario de las diez de la mañana horario en el que él había salido hacia el cementerio, la duda entro en el o había sido todo un genjutsu.

Casi una hora se encontró sentando en el suelo, en la posición que solía utilizar para concentrarse. -Kai.- grito el joven y ahora nuevamente estaba frente al cementerio y su madre estaba delante del -Fue difícil madre, pero cometiste un error, los pájaros que pasaban por mi ventana repetían una y otra vez los movimientos, aparte que cuando me despertaste no había ni una sola nube y ahora había unas cuantas. Aunque admito que poner un genjutsu arriba de otro es bastante difícil. - comento el joven mientras su madre tomo un kunai y se lo lanzo -Lo has hecho muy bien hijo, veamos qué haces con esto.- tras el kunai su madre se lanzaba contra el realizando una serie de sellos que terminaba en una enorme bola de fuego -¿Eso es katon? tras las palabras noto que su madre estaba detrás de él y le iba a dar una patada en las costillas derechas. Se había movido muy rápido pero Koga logro frenar el golpe con su codo y lanzo una patada contra la cara de la kunoichi y logro esquivar mientras que con su brazo le daba un fuerte golpe al joven lanzándolo varios metros hacia atrás.

Tras varios minutos de combate, ambos shinobis estaban totalmente exaustos. Koga no podía creer de lo que su madre era capaz. Era el momento de terminar la batalla, el gennin pelirrubio tomo de entre sus cosas unos dos kunai con dos sellos bombas enganchados que el joven lanzo y clavo frente a su madre, creando una nube de humo. Mientras su madre esperaba los movimientos de su hijo, noto tres kunais que venían hacia ella que con un solo movimiento de cabeza logro esquivar y comenzó a preparar unos sellos de mano pero todo se vio interrumpido cuando escucho un grito -Hey…Aca arriba ¡rasengan! era Koga que caía desde el cielo con un rasegan que dio directo en su madre, de repente todo se puso oscuro. Lentamente Koga comenzó a abrir sus ojos y se encontraba tirado frente a la tumba de su padre. -Veo que despertaste, hijo…Todo fue una ilusión, un genjutsu arriba de otro.- dijo la madre mientras reía y lo levantaba para volver a su casa. El joven decidió quedarse allí, un rato frente a la tumba de su padre estrellas [color=#009900]"Mama realmente es capaz de hacer tres genjutsus, uno arriba del otro es muy fuerte papa.”re ya se encontraba frente a su casa, cuando de un costado salió el anciano. Ella lo miro y con una linda sonrisa [color=#ff0099]-Realmente se está haciendo fuerte, hay que seguir así…Pero hay que cuidarnos, aun no puede cuidarse solo.- dijo la mujer entrando nuevamente a la casa. ¿Acaso esos dos se conocían? ¿Qué es lo que está pasando?
avatar
Clan: Namikaze
Ninjutsu
Ninjutsu Elemental
Sapos
Juinjutsu
Fuuton Katon Doton Jinton Clase A

Ryous : 9080 Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 07/01/2016

Ver perfil de usuario
Genin de Konoha

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.