Naruto Reliquias Ninja


Pequeñas princesas [Misión C]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pequeñas princesas [Misión C]

Mensaje por Yuffie el Sáb Mar 19, 2016 3:04 pm

Después de lo que había pasado en el bosque en la última misión, no estaba de humor para hacer más misiones que supusieran tener que cazar a nadie que hubiera hecho algo malo en la aldea pues ¿quién me aseguraba a mí que no era él volviendo a aquella zona para buscarme y vengarse? Nadie, nadie podía asegurarme que él no quisiera matarme la próxima vez que nos encontrásemos, ni nada por el estilo. Así que decidí no hacer nada que pudiera delatarme de ninguna manera, tenía que quedarme de lado si no quería cagarla de verdad. Sin embargo, nuestros deseos se convierten en meros sueños cuando se trata de trabajar para la aldea y esa ocasión no había sido diferente.

-¿Alguien me puede explicar qué hago así vestida? -les pregunté a dos de los tipos esos de Anbu que estaban a mi lado-. Este vestido es incómodo…

-Ya te lo hemos dicho -me dijo uno de ellos-, una Suna se ha colado en la aldea y hay que descubrir quién es… debe pagar por la intrusión.

-Está bien… pero ¿tengo que ir así vestida? -pregunté con cierta esperanza de que dijera que no.

-Claro que sí, es un concurso de belleza… -me dieron la espalda-, llamarías demasiado la atención vestida de shinobi… -y dicho aquello desaparecieron.

Y así fue como me vi envuelta en un estúpido concurso para saber quién era la chica más hermosa de toda la aldea. No entendía aquellos concursos, no entendía cómo las chicas podían pegarse por ser la mejor de un lugar, por lo menos físicamente. No era lo mismo que ser la mejor ninja de todos los shinobis de la aldea, ese sí que era un gran reto, sobretodo viendo a la competencia, que no era escasa. Iba pensando en eso, cuando un tipo me agarró del brazo mientras farfullaba algo que no entendía y me llevaba a la fila de las chicas que iban a participar en el evento.

Mientras estaba en la fila, las chicas hablaban entre ellas y se criticaban mutuamente, que si tenían mucho maquillaje o que el vestido les quedaba estrecho. Sinceramente, no me importaba mucho mientras no me metieran en sus absurdas discusiones. Pero tuvo que pasar y una de ellas se me acercó parar mirarme y reírse.

-¿No eres un poco canija para participar en este concurso? -me preguntó bajo la atenta mirada de las demás que se preparaban para reírse de mí.

-Quizá, pero por lo menos yo tengo cerebro -solté con toda la naturalidad del mundo.

Ella no me dijo nada más, solo se fue refunfuñando y se colocó en su sitio, pues se iba a abrir el telón que nos escondía del resto de la aldea. Al hacerlo, todo el mundo aplaudió y nos tocó caminar por la pasarela para que todo el mundo nos viera. No me gustaba sentirme como si fuera un trozo de carne, pero era lo que tocaba por lo menos hasta encontrar a la Suna. Poco a poco, las chicas íbamos pasando y la gente daba su opinión. Sin darme mucha cuenta, el concurso iba avanzando y en la fila sólo quedábamos cinco de las veinte chicas que nos habíamos "presentado".

-Sí, todas son muy hermosas, ¿verdad? -preguntó el presentador al público que nos vitoreó con energía.

Las cosas no podían estar peor, no había forma de encontrar a la intrusa, quizás ya hubiera sido eliminada y yo estaba allí perdiendo el tiempo. Entonces, me percaté de algo, la chica que estaba a mi lado llevaba una especie de muñequera y en ella estaba dibujado el emblema de Suna. Me hice la despistada y, en el momento en que bajaron el telón, la agarré del brazo y le tapé la boca para sacarla de allí. Ella forcejeó para soltarse.

-Estate quieta… -le dije molesta-, o te dejaré en manos de los Anbu -le quité la mano de la boca.

-Y ¿por qué no lo haces? -me preguntó furiosa tratando de soltarse, pero yo era más fuerte.

-Porque no tengo ganas de que maten a nadie porque sí… -le reproché-. Así que será mejor que te largues por las buenas o te quedes aquí por las malas -la amenacé.

-Está bien… -me dijo visiblemente molesta-. Me iré, pero no dudes que acabaré volviendo y te enterarás de quién soy yo -me amenazó y, tras soltarse, desapareció.

-La gente no sabe ser agradecida… -murmuré volviendo al concurso por pura inercia.

Llegué justo cuando se abría nuevamente el telón y las que quedábamos teníamos que volver a pasearnos por la pasarela. La tonta del bote tuvo que morir de envidia cuando me dieron el premio a mí de la más hermosa de Konoha. Bueno, yo no lo creía, pero era divertido destrozar las ilusiones a una chica tonta que se cree superior a ti, aún cuando no te llega ni a la suela de los zapatos.


Off-rol:
Líneas: 75
avatar
Clan: Ninguno
Taijutsu
Ocho Puertas
Katon Clase B

Ryous : 9506 Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 02/02/2016

Ver perfil de usuario
Genin de Konoha

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.