Naruto Reliquias Ninja


[Misión rango D] Cuestión de peso/Torturando Gordos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión rango D] Cuestión de peso/Torturando Gordos

Mensaje por Mei el Sáb Mar 12, 2016 6:36 am

Me encontraba en el gimnasio de Sunagakure calentando, estar tantos años encerrada me dejó dura como tabla de madera en comparación con antes, se sentía fantástico poder hacer todas estas piruetas otra vez en total libertad. Con esta misión al menos me reiria un buen rato pues debía hacer sudar unas cuantas bolas de grasa por toda la aldea. Que bueno que no perdí mi figura en prisión pues si no yo sería la que este corriendo con ellos y no por ellos.

Minutos más tarde comenzaron a llegar tanto hombres, como mujeres y niños, algunos eran redondos como pelotas y otros simplemente tenían uno que otro kilito de más. —Escuchen con atención albóndigas. Dije a los gritos para que se callasen. —Espero que no hayan desayunado nada porque los haré ejercitarse tanto que al final del día sus huevos con arroz terminaran en el suelo. Hice el gesto del vómito con mis dedos. Unos cuantos tragaron saliva del miedo. Pobres pollos. —¡No soy ni seré como ninguno de sus entrenadores! Hice una pausa. —¡Por que yo soy peor! El sobrepeso es malo, te pones feo, te da problemas en la salud, y además repito ¡Te ves feo! Señale a un hombre de la derecha como ejemplo. —Así que les daré una pesada rutina que espero que todos cumplan porque si a fin de mes no los veo con al menos cinco kilos menos y unos buenos glúteos les pateare el trasero lleno de celulitis que tienen tan fuerte que bajarán diez kilos por ello. ¡¿ALGUNA PREGUNTA?! Pero nadie cantó ni una sola palabra, era fantástico, era como tener un buen ejercito de gordos.

Los mande a todos a correr por la manzana durante veinte minutos, muchos de ellos parecían un grifo abierto, que asco, que se alejen de mis barras o me voy a resbalar. —Como están tan redondos para hacer acrobacias me harán quinientos abdominales. ESCUCHARON BIEN. QUINIENTOS. Para bajar esa panza de ramen y ron que tienen. Tomé el silbato y empecé a chillar una y otra vez a los que no obedecían o se rendían, más tarde les hice voltearse boca abajo para trabajar brazos, incluso me senté sobre algunos de ellos para que sufran más, esto era divertidisimo, mi propia cámara de tortura.
Una hora más tarde nos pusimos todos a saltar la cuerda diez minutos, les di cinco para que descansaran y bebieran agua para luego seguir con la rutina. Comenzaron a hacer sentadillas, a más de uno le di una fuerte nalgada con un trapo húmedo para que se esforzaran más. —Señoritas les confesaré algo que aprendí con los años ¡Todos los hombres aman un buen trasero! ¡Joder esfuércense por sus esposos, amantes o novios! Un poco de aliento no hacía mal, no quería un grupo de gordos transpirados llorones en mi gimnasio. —¡Vamos, pueden hacerlo mejor bolas de grasa! Si los insultabas se desquitaban haciendo con más precisión la rutina. Al menos así funciona conmigo, me encanta desquitarme en el gimnasio... O en el sexo, pero la última vez que paso eso habrá sido en la primera guerra shinobi, aproximadamente.
Media hora más tarde consideré que era suficiente por hoy, no quería matarlos de un paro cardiaco, bueno si, pero no podía. Los puse a elongar unos 10 minutos y deje que se retiraran. —No vayan a cenar esos fideos.... Les ordené mientras se iban por aquella puerta. Se que la mitad no me hará caso, pero bueno, ojala se mueran de colesterol y queden menos idiotas en el mundo que no entienden este mal chiste.
avatar
Clan: Ninguno
Taijutsu
Katon Clase D

Ryous : 2000 Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 21/02/2016
Localización : Sin rumbo fijo

Ver perfil de usuario
Genin de Suna

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.