Naruto Reliquias Ninja


{MISION B} - ¿Zombie?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

{MISION B} - ¿Zombie?

Mensaje por Naori Uchiha el Vie Feb 26, 2016 10:21 pm

Nuevamente se me había asignado una misión nocturna. Nunca salía bien parada de ellas, eran demasiado arriesgadas, y dejaban a la vista las debilidades de cualquier persona. En la oscuridad de la noche, hasta el ninja mas experimentado sería presa fácil, al menos la luna como siempre iluminaba mi camino, fiel amiga de mis tantas andanzas nocturnas. La brisa fría, recorría mi rostro, era lo único que lograba mantenerme despierta a semejantes horas. 

Las calles se veían como siempre, oscuras, desiertas, y tranquilas, aunque esta vez algo había cambiado. Es impresionante, como un lugar puede cambiar tanto su esencia, cuando se esta consciente de que el peligro acecha. Un ser extraño rondaba las calles por las noches, atacando aldeanos sin piedad, arrancándoles trozos de carne de sus cuerpos. Lo primero que pensé fue en algún ninja retorcido, que había experimentado con personas, y cuyos experimentos habían fallado por completo. O quizás no, y el resultado era el esperado. 

Fuese cual fuese el motivo, el resultado estaba causando caos en la aldea, las personas estaban aterradas, no salían de noche a menos que fuese estrictamente necesario, y las solicitudes de escoltas por parte de los aldeanos, eran pan de cada dia. Temían por su seguridad, y ni hablar de los viajes al bosque. Sea dia o noche, se había prohibido la entrada a este, ya que según varios habían descubierto, una vez aquel ser deambulaba por la aldea, regresaba a su guarida en lo profundo del bosque. El bosque sin tener alguna cosa extraña en su interior, ya era peligroso por si solo. 

Era evidente que sería el lugar escogido para ocultarse, habían en el miles de lugares donde podría pasar desapercibido, ademas, por las noches era mas que cualquier otra cosa un laberinto para quienes no conocían los caminos. En estos momentos, si una persona distraída se adentrara en el bosque, sería su perdición. Varias horas pasaron, la noche se hacía cada vez mas fría. La luna seguía acompañándome, pero no había rastro alguno del ser que estaba buscando. Al no haber gente en las calles, probablemente no aparecería, no estaba segura si era consciente, o simplemente vagaba por instinto, aun así, si nadie se descuidaba y salia a la calle, la próxima en ser atacada, sería innegablemente yo. 

Un grito estremecedor se oyó de pronto, se que es cruel sentir alivio ante semejante situación, no era común en mi ver por mi seguridad antes que la de los demás, debo admitir que el poder que estaba obteniendo me corrompía a niveles que ni yo misma conocía. ¿Me estaba volviendo como mi padre?, no, eso no podía ser posible. Mi vida entera intente no ser como el, traté con todas mis fuerzas, me alejé de las luchas innecesarias, de las personas tóxicas, aunque pensándolo bien, es como si mi padre aun después de muerto, se hubiese esmerado en borrar la historia que yo misma estaba escribiendo, y con sus palabras agregara todo aquello que yo había querido evitar. Nuevamente se oyó un grito, que me hizo salir bruscamente de mis pensamientos. Ese grito estaba más cerca que el anterior, esta distracción me pudo costar la vida, salté hasta uno de los tejados, con Kunai en mano, lista para cualquier cosa. 

Estaba a la espera de lo peor, de un grupo de ninjas sádicos y caníbales, con dientes afilados y garras que desgarran la carne a trozos gigantes. Mi mente esta preparada, mis armas y mi chakra también, aunque mi cuerpo no del todo, y se notaba por los temblores que este daba. Las tenues luces de las calles de Konoha parpadeaban haciendo un leve sonido, los gritos cesaron de pronto. Al parecer, aquel ser había cumplido con su cometido, y había acabado con la vida de aquellas personas, aunque simplemente esperaba que estuviesen heridos, ya iría a cerciorarme de ello una vez acabara con la criatura que al parecer estaba cada vez mas cerca. Pocos minutos pasaron, hasta que pude divisar una sombra, que se acercaba con lentitud. 

Los pasos se oían extraños, como si arrastrase algo al andar. No percibía ningún tipo de chakra, cosa que se me hacía bastante extraño. Me quede en silencio, esperando que aquella silueta que provocaba la sombra, se acercara lo suficiente a la luz para poder ver de quien se trataba. Avanzaba a paso lento, no estaba segura de que era lo que estaba sucediendo. La sombra estaba cada vez mas cerca, y poco a poco el cuerpo de aquel ser comenzaba a mostrarse iluminado por la tenue luz de un poste que se encontraba cerca. No arrastraba nada mas que sus propios pies, su ropa estaba completamente desgarrada, sucia y maltratada. Sus brazos colgaban como si estuviesen inertes, y su rostro, que era lo ultimo que logre observar, estaba demacrado, herido. Sus ojos no mostraban luz alguna, y de su boca solo caía espuma blanca, mezclada con sangre, seguramente por las personas que había atacado con anterioridad.

-¿Un zombie?- 

Exclame, mientras veía como el individuo caminaba sin mirar mas que al frente, a un paso sumamente lento. Suspire, y lancé mi kunai directo hasta su sien, logrando que este cayese al piso de golpe. Había leído sobre la naturaleza de los zombies, que si dañabas su cabeza, no podrían volver a ,moverse. Pero no sabia que en este mundo existiesen seres como esos. No quería arriesgarme, por lo que no fui capaz de quitar mi kunai de su cabeza, al menos no hasta que llegase algún ninja experimentado en estas cosas y me diera la seguridad de que este monstruo no volvería a moverse. 

Por si las dudas, saque dos kunais mas y se los clave en la nuca. Lo dejé allí tirado, mientras me dirigía a los lugares de donde habían provenido los gritos anteriores. Al llegar al mas cercano, noté a un hombre desmayado, a su lado una botella de alcohol, probablemente venia e alguna fiesta cuando fue interceptado por el zombie. Su brazo estaba herido, un gran trozo de carne había sido arrancado, por lo que con lo poco que sabia de primeros auxilios trate su herida. Me dirigí al siguiente lugar, por desgracia esta persona no había sobrevivido, se le había arrancado un trozo de su cuello, y había muerto por la hemorragia. 

-Tsk...- 

No había mas que hacer, espere que llegasen los ninjas médicos y regrese a casa, con la cabeza llena de pensamientos. Pensamientos referentes a mi padre.
avatar
Clan: Uchiha
Genjutsu
Ninjutsu
Serpientes
Katon Raiton Clase A

Ryous : 18675 Mensajes : 216
Fecha de inscripción : 23/01/2016

Ver perfil de usuario
Chunin de Konoha

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.