Naruto Reliquias Ninja


Permanente agonía [Entrenamiento Stats = Ninjutsu ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Permanente agonía [Entrenamiento Stats = Ninjutsu ]

Mensaje por Ryako el Dom Feb 21, 2016 9:43 pm

La madrugada se avecinaba, podría decir que serían aproximadamente las cinco de la mañana. No sabría decirlo con exactitud.
Lo único que lograba saber, y con total certeza es qué hacía un frío que me helaba los pelos del cuerpo. Inclusive cuando me encontraba tapado hasta el cuello. Las ventanas de mi habitación nuevamente se encontraban abiertas, debían tener algún problema o algo, pero no tenía interés en arreglarlo ahora.

Procedí a levantarme, un tanto somnoliento, puesto que no acostumbraba a levantarme tan temprano. Cerré las ventanas y comencé a tender la cama, habré tardado entre 20 o 30 minutos debido al sueño que tenía.  Al terminar, me dirigí hacia el baño, donde tomé una ducha rápida y me lavé los dientes. Una vez terminé mis actividades de aseo, me vestí encaminado hacia la cocina.

Aquél lugar prácticamente glorioso para mí, donde se encontraba mi cafetera, horno, parlantes y demás cuestiones.
Aprendí rápidamente el estéreo, mientras al ritmo de Aerosmith me preparaba mi desayuno matutino. El clásico café con medialunas.
Al este estar terminado, lo disfruté cada instante mientras lo ingería.
Una vez esté quedaba reducido a simplemente suciedad en los trastes, encaminandome hacia el lavabo, fregué cuidadosamente cada parte para evitar la mugre que atraería bichos.

Tomé todos mis libros acerca de los ninjutsus, y me fuí hacia los campos de entrenamiento.
Estando ya ahí, desenvolví tanto los libros como los pergaminos en aquél amplio césped verdoso.
El viento parecía empujarme tanto para un costado como para el otro, pero la verdad no tenía intención de dejarme caer en lo más mínimo.


Habré estado apróximadamente entre 4 y 5 horas de aquella larga mañana fría, estudiando absolutamente todas las técnicas y formas efectivas de llevar a cabo mis combates.
La verdad es que no sabría decir si mi entrenamiento había improvisado mucho, debía llevar esto a la práctica. Pero aún creía que no estaba preparado un cien porciento para ello.
Suspiré un poco y me recosté en el suelo a mirar el cielo, aquellas nubes pasaban realmente lento.
Deberían ser entre las once y las doce, ya prácticamente la mañana había terminado.
Mi estómago rugía a gran escala. Amaría con gran pasión el tener una hamburguesa ahora mismo, o unas buenas empanadas inclusive.

A decir verdad, podría decirse que yo amaba la comida, cada vez que tenía el estómago completo, me sentía de muy buen ánimo.
Continué unas dos horas más revisando los pergaminos, hasta haber terminado absolutamente todos los pergaminos que tenía en mi hogar.
Había aprendido una gran variedad de estrategias, y formas de manejar los jutsus para hacerlos rendir a una mayor intensidad.
Podría decirse que era una persona renovada en conocimientos, esas 7 horas que había pasado en el parque realmente me habían aportado muchísimo.

Ahora mismo necesitaba ir a mi hogar, y comer algo,  mientras al ritmo de algunas baladas disfrutaba aquella cena que degustaría. Pero no siempre los planes pueden ser como uno los planifica, al intentar juntar las cosas, un gran dolor de cabeza me forzó tumbarme en el suelo.
Al caer, mi brazo quedó mal colocado, haciendo que me produjese un fuerte dolor en el mismo.  Mientras esperaba que aquél dolor se pasara,  recostándome en el suelo comencé a pensar en cosas. Como inclusive la posible historia de aquella hermosa pelirroja que se encontraba en mi departamento. Podría ser ella una ladrona, o podría ser una asesina, o simplemente podría ser una loca. Había algo en ella que me llamaba la atención, no sabría decir que.
Recordé velozmente a Vayne, y su trágica muerte. Quizás lo que le había pasado me había dejado marcado, sentía la necesidad de ayudar a la pelirroja, sentía la necesidad de acompañarla en su camino y protegerla. Podría definirse como una situación de cariño, aunque no estaba acostumbrado a sentir cariño por nadie. Inclusive los sentimientos que sentía por mi hermano eran dudosos, pero no venía al caso eso ahora.

Tenía además de la gran cantidad de hambre, de interrogar a aquella colorada. Tal vez me sentía atraído por su físico, y simplemente tenía ganas de estar con ella, o quizás era simplemente el dolor de cabeza que me hacía una nube de polvo mis pensamientos.
Este cesó a la hora, hora cuales mis pensamientos hicieron que los nervios se apoderaran de mí.


Una vez me encontraba en condiciones, me levanté del suelo. Al parecer no tenía nada grave en mi brazo, si no un simple dolor por el golpe. Tomé absolutamente todos los libros y pergaminos, tras un breve repaso, y me marché del lugar.
avatar
Clan: Namikaze
Ninjutsu
Ninjutsu Elemental
Serpientes
Fuuton Katon Clase B

Ryous : 7025 Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 09/02/2016
Edad : 19
Localización : Siberia

Ver perfil de usuario
Renegado de Konoha

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.