Naruto Reliquias Ninja


{MISION C} - El muñeco

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

{MISION C} - El muñeco

Mensaje por Naori Uchiha el Dom Feb 14, 2016 9:59 am

Luego de una atareada noche, seguido de un tortuoso día, esperaba que mi siguiente misión fuese un poco mas relajada. Tenía el cuerpo cansado, y las ojeras se hacían notar bajo mis ojos, la pesadez y el cansancio estaban a la vista, probablemente era vulnerable ante cualquier ataque, pero como todo ninja, o al menos por como había sido instruida en la academia, siempre debía estar con un ojo alerta, independiente de mi estado.

Llegue a los campos de entrenamiento, tal como se me había explicado. Debía encontrar un extraño muñeco de madera, que poseía los rasgos fisicos de nuestro Hokage. Seguramente había sido creado en honor a el, aunque lo mas extraño era que se moviese por su cuenta, y más aun que fuese tan fuerte como un Jounin. ¿Como sería posible eso?,es muy seguro que sea manipulado por alguien mas,la pregunta era ¿Quien?

No encontré rastros del muñeco por los alrededores, mi sharingan estaba activado,debía estar atenta a esta situación, ya que el taijutsu era el fuerte de este muñeco, y por desgarcia para mi, ese no era mi punto fuerte. Por lo que si era atacada, saldría sumamente dañada, y en esa oportunidad no existía persona a mi alrededor que pudiese socorrerme.

-Esta debió ser una misión grupal...-

Murmuraba algo ofuscada, sin dejar de caminar y observar los alrededores. Sentí un ligero sonido a mi espalda, y alcance a esquivar una fuerte patada que me roso por los pelos, mis ojos se movieron con rapidez, y agradecía haber esquivado semejante ataque. Frente a mi, y de espaldas, se encontraba un ninja vestido con las ropas del Kage, al voltearse pude notar algo fuera de lo común en el. Su rostro, sus manos,sus pies, todo de si estaba hecho de ¿Madera?.

No imagine que se asemejaría incluso en tamaño al Kage, pensaba que sería un pequeño muñeco simplemente fuerte, pero no, era de tamaño normal, incluso mas alto que yo, era fuerte, y sabía Taijutsu. Si se ponía a hacer sellos ya me daba por vencida, sería el colmo. Solo esperaba que no se pusiese a hablar, que eso ya me causaba escalofríos.

Comenzó a atacarme sin previo aviso, patadas, golpes, codazos. Todo en una coordinación digna de un experto en Taijutsu. ¿Como responder a eso?, no era experta en esa área, además, como dañar a un sujeto que estaba hecho completamente de madera, mas que dañarlo posiblemente terminaría astillada si llegase a golpearlo con fuerza. Solo me quedaba utilizar mi visión, tratando de esquivarlo y de encontrar el motivo por el cual ese muñeco se movía.

En algún momento se cansaría ¿No?, o al menos eso esperaba, porque luego de mucho esquivar ataques, y con mi sharingan ya a tope, estaba agotandome de sobremanera. Había estado tan concentrada en esquivar sus ataques, que olvide por completo observarlo con detenimiento. Seguía un patrón en sus movimientos, por lo que ya había memorizado hacia donde se dirigía su ataque, arriba, abajo, derecha, abajo, izquierda, abajo, arriba. Y asi continuaba sin variar ni una sola vez sus movimientos. 

El sol nos cubría por completo, hasta que una nube pasó sobre este haciéndome notar algo que había pasado por alto. Al fijar mi vista en el piso, observe nuestras sombras, pero algo extraño estaba unido a la sombra del muñeco. Parecían como ¿Hilos?. 


-Claro! como no me había dado cuenta antes!.-

Me sobresalte, y dando unos saltos hacia atrás me separe del muñeco. Estaba siendo manipulado por hilos de chakra. Había oido que ninjas de la Arena andaban cerca, pero jamás pense que alguno de ellos se pondría a hacer travesuras en los alrededores. Seguramente se trataba de un experto en el control de chakra sobre marionetas. Lancé un breve suspiro, mis ojos volvieron a tornarse de su color natural, y dirigiéndome directamente al lugar de donde había notado se encontraban los hilos, exclame.

-¿Ya fue suficiente no?, si estabas midiendo el poder de los ninjas de Konoha hay mejores formas de hacerlo.-

Escondido tras unos arboles, salió a mi encuentro un chico de cabello castaño, sonreía bastante satisfecho, explicándome que aquel muñeco era nada mas que un regalo para nuestro Hokage, y que en el camino había decidido probarlo con los ninjas que pasaban por los campos de entrenamiento. Me felicitó por haber notado los hilos de chakra que movían al muñeco, explicándome que los demás con quienes se habían enfrentado salían huyendo o simplemente terminaban agotados y confusos por semejante situación.

Me limite a responderle esa sonrisa, y lo guíe hasta el despacho de Hokage, esperando que pudiese entregar su obsequio tranquilamente. Mientras tanto yo, me apresuraba por volver a casa, estaba exhausta, necesitaba un descanso.
avatar
Clan: Uchiha
Genjutsu
Ninjutsu
Serpientes
Katon Raiton Clase A

Ryous : 18675 Mensajes : 216
Fecha de inscripción : 23/01/2016

Ver perfil de usuario
Chunin de Konoha

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.