Naruto Reliquias Ninja


Misión C...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión C...

Mensaje por Akabane Orochi el Sáb Feb 13, 2016 1:05 am

Misión :
Nombre: Un Adan, 6 Evas y 1 ninja (Parte 1)
Clase: C
Lugar: Plaza central
Descripción: Karakuma es un joven que tenia poca suerte con las mujeres hasta que un dia todo cambio y se volvio uno de los sujetos mas cotizados en la aldea. Kinoe que es su enemigo de la infancia le aposto que el conseguiria mas citas a Karakuma. el problema radica en que Kinoe suele hacer trampa y frustrale las citas por lo que le urge la ayuda de un ninja
Objetivo: Debes evitar que algo salga mal en la cita de Karakuma sin que el y su acompañante se percaten, debes frustrar los planes de Kinoe sin encararlo
Total de Líneas: 50 Líneas
Recompensa: 75 PE + 750 Ryos

El viento sopla cálido como siempre en aquellos terrenos de Sunagakure no sato, a aldea vestida de oro brilla a la luz del imponente sol altísimo. Nadie se queja, nadie llora por el asfixiante calor del día. Mi asiento es el polvoriento techo de un edificio de tres niveles, el cual me proporciona una vista bastante agradable, allí en medio de la plaza lo puedo ver casi todo, de norte a sur los rasca cielos de la villa oculta de la arena, en donde resalta con asombrosa majestuosidad el alto edificio del Kazekage. Cada quien lleva en sus hombros la carga del día; la madre y el padre que salio temprano a la labor de siempre, el plomero y la joven que cuida a los niños... Entre el día a día los shinobis se preocupan por ser los mejores, esforzándose para sobresalir entre los demás, para ser vistos como dignos ninjas al servicio del maldito feudal, honorable señor del país. Prácticamente el mismo sistema, Iwagakure no estaba lejos de lo que ya era Sunagakure. Habían pasado mas de siete días desde que había llegado a la aldea, aquel permiso provisional me había dado hasta el momento la ventaja de ganar algo de dinero para sobrevivir en un mundo donde todo se maneja con la plata. Ante esta cuestión, debía buscar otra alternativa de ganarme el pan de cada día, pues el sistema feudal y gubernamental de toda aldea era un sistema donde los shinobis siempre salían explotados, con la esperanza de ser reconocidos algún día. Lo cierto es que era un sistema bien montado, los pensadores de los feudales siempre habían sido sabios pensadores: si te esfuerzas mucho puedes ganarte un premio de convertirte en chunin; y si te esfuerzas cada vez mas... bueno, o llegas a la cima o seras un don nadie. Cansado de ver los edificios y prácticamente el mismo color, me puse de pies para saltar a un techo mas bajo y luego a otro hasta llegar a tierra firme. Camine por la plaza central mientras era observado por algunos aldeanos con cierta indiferencia, pero lejos de preocuparme por ello caminaba a paso firme hacia una fuente de agua cercana a un puesto de venta. Escuchaba atento algunas conversaciones de comercio y otras de chismes, sin embargo, seria la conversación que mantenía un chico con una joven la que me llamaría la atención, pues luego de que estos se separaran pude escuchar con claridad el alto susurro del chico, sus palabras pedían casi a gritos a un ninja. Y como es sabido ya que el dinero es necesario, me adelante para interponerme en su camino. -¿Buscas a un ninja verdad? ¿Que te parece si yo hago ese trabajo que planeas realizar?- diría tras la mascara para recibir una mirada de extrañeza por parte del joven. -¿Estas seguro? Pareces mas un ladro o asesino que un ninja amigo...- diría con un tono dudoso. -Puedo hacer ese tipo de trabajo tambien, siempre que la paga sea buena, por supuesto. Entonces, ¿Hacemos negocios?- añadí con tranquilidad y seriedad en mi postura.-De acuerdo. Necesito que estés atento de mi y mi alrededor todo el tiempo. He hecho una apuesta con mi enemigo de infancia, el siempre hace trampa por lo que tu tarea sera impedir que algo o alguien frustre mi cita.- -Comprendo. Y a que hora es tu cita.- diría con intriga. -En cinco minutos. Mirad, esta es la foto del otro chico.- añadió, mostrando una foto en su aparato tecnológico. Me separaría del chico unos diez metros para luego hacer unos sellos y crear dos clones. Tras pasar los cinco minutos, evidentemente el chico se juntaría con una hermosa joven de su edad y, siguiendo sus pasos desde los diez metros, los clones hacían lo mismo desde el flanco derecho e izquierdo, mientras yo le seguía haciendo una formación de triangulo invertido si se mirase gráficamente. La noche había caído cuando el joven había llevado a la chica al mismo lugar en el que se habían juntado durante el día. Las calles estaban prácticamente vacías, solo un alma vagaba deambulante cada cierto tiempo mientras los tres seres observábamos desde la sombra, ocultos en callejones cercanos. Fue entonces cuando se escucho un bote de basura caerse al suelo, se trataba de un sospechoso que pretendía acercarse al lugar de la cita, uno de los clones había hecho su trabajo. El joven encaminaría a la muchacha hasta su casa, mientras le seguíamos el paso, ocultándonos entre las sombras, como espectros nos movíamos entre la oscuridad de la noche sin ser vistos. Cuando la joven ya se encontraba en su casa y el chico, feliz por haberla pasado bien se daba la vuelta para regresar a casa, yo me anteponía de nuevo en su camino, recibiendo con gratitud la labor que había realizado con éxito.
avatar
Clan: Jiongu
Ninjutsu
Fuinjutsu
Edo Tensei
Doton Raiton Clase A

Ryous : 7550 Mensajes : 185
Fecha de inscripción : 17/01/2016

Ver perfil de usuario
Chunin de Suna

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.