Naruto Reliquias Ninja


¿Y esa cosa alargada y dura que vuela? |Mision rango B

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Y esa cosa alargada y dura que vuela? |Mision rango B

Mensaje por Koga Namikaze el Vie Feb 12, 2016 4:50 pm

Aquella mañana era todo diferente, desde el sol mismo hasta la pisca más diminuta de arena. El sol golpeaba fuerte muy fuerte, sofocante, ni los árboles se salvaban de aquel inmenso calor que derretía hasta a las personas mismas, quizás exagere un poco pero eso sí, que deshidrataba a las personas era muy real con tan solo estar unos minutos bajo ese calor y sin tomar una gota de agua no llegarías muy lejos, lo más probable era que terminases muerto bajo ese sol.

Allí estaba Koga caminando bajo aquel sofocante calor, tan solo unas horas atrás le había llegado información de que había sido contratado para una misión ¿De qué trataba? No lo sabía. El joven pelirrubio estaba algo confundido, ¿eso era ser un gennin? Solo había hecho misiones de limpiezas y demás cosas. Estas no le parecía algo que hacia un shinobi pero aun así sabía que todos habían pasado por esas misiones y que eran de importancia para la aldea, no tanto como las misiones que su padre hacia pero aun así era importante o al menos eso decía su madre. Pero como dijimos aquel día todo sería diferente, absolutamente todo.

Koga poco a poco se iba acercando al edificio del hokage, lugar donde le entregarían la nueva misión. Era un edificio majestuoso, esplendido ubicado en el medio de la aldea, donde todo shinobi podía observarlo desde cualquier punto de la aldea. Ya se encontraba frente al edificio, mientras muchos pensamientos pasaban por su cabeza pero en lo que más pensaba era que seguramente sea una misión donde tendría que cuidar chicos o quizá limpiar alguna que otra calle que había quedado sucia por tal o tal razón, como siempre.

Ahora se encontraba frente a los ancianos que le estaban por entregar la misión, ya no se quejaba de las misiones sencillas, ya lo había hecho tantas veces que se había cansado. Sin decir una palabra tomo el pergamino y lo abrió. Una enorme sonrisa apareció en su rostro al ver de qué trataba la misión, el pergamino decía lo siguiente “Se armo la gorda, literal. Una señora con aspecto de shinobi se armo de cuchillos para asesinar al novio de su hija tras encontrar... "ovnis" por así decirlo. Si vamos directo al grano, el novio de la hija le regalo a su bella dama un... un objeto para cuando se sienta sola pues el tenia que viajar al país del agua. La madre cuando ingreso a la habitación de la adolescente, se encontró con ese "ovni" pues cuando lo vio se lo lanzo por la cabeza y en verdad parecía una nave voladora con forma de pene, o eso expresaba el niño del vecino que encontró el item cuando salio despedido por la ventana. Ahora la madre enojada por su yerno, decidió ir a enfrentarlo junto a sus amigas (corpulentas). El problema es que el yerno es hijo de un señor feudal, y posiblemente se arme una batalla campal en el barrio mas rico de Konoha. Ahora lo que nos interesa realmente a nosotros, el señor feudal es un sujeto turbio, maneja drogas y todo ese tipo de negocios y sus matones son asesinos sacados de las carreteras de Konoha. Si puedes derribar a varios tras salvar a las gordas de ser asesinadas por su propio acto de estupidez, te lo agradeceremos..” Tal era la felicidad que comenzó a saltar y a gritar, a festejar no podía creer que finalmente saldría de la aldea después de tanto tiempo. El objetivo de Koga era frenar cualquier combate que se pudiese dar y si también podía encontrar a aquel fraudulento señor feudal.

Se le había dado la ubicación exacta de donde vivía aquella mujer que estaba lista para atacar. El joven tenía una idea, asegurarse de que la mujer llegase frente al señor feudal, de esa forma ya averiguaría quien era y mientras tanto se aseguraría que la mujer nunca entre en combate con alguien. Así que ya se encontraba siguiendo a la mujer muy de cerca, esta había salido de su casa y vestida de una manera muy…rara, se podría decir, se dirigía por las calles de Konoha directo hacia la puerta, sin que nadie la pudiese parar. Muchos familiares intentaban frenarla pero era prácticamente imposible, estaba muy decidida a enfrentar a su yerno. Todo se volvió problemático, cuando otras 2 mujeres muy corpulenta y muy raramente vestidas.

Estos tres…Mastodontes, se podría decir, ya habían cruzado la puerta y caminaban por las frondosas calles del país del fuego. Koga, quien las seguía dando saltos entre las copas de los árboles, evitando ser visto, pudo observar como a lo lejos se encontraban dos de los soldados de este señor feudal, que por alguna razón se había enterado de aquellas mujeres. Rápidamente Koga se adelantó y fácilmente acabo con aquellos dos hombres, que no llegaron ni a blandir la espada y ya habían caído al suelo. Los tomo de la ropa y los escondió entre la arboleda, para luego esconderse él y en escasos segundos pasaran aquellas robustas mujeres.

Muchos enemigos tuvo que vencer Koga para dejar que aquellas mujeres llegasen frente al señor feudal, que según se decía era un gran traficante. Había sido una larga caminata, aquellas mujeres parecían realmente exhaustas per seguían con su cometido. Koga ya se había encargado de los guardias de la entrada, los únicos que las separaban del señor feudal eran sus grandes piernas. Entraron muy fácilmente al castillo, tras ellas sin que lo notaran, entro Koga.

Las tres mujeres se encontraban frente al señor feudal -Tu… Sera mejor que eduques mejor a tu hijo, ricachon tonto.- dijo la agresora mientras el señor feudal poniéndose de pie y mientras en su rostro, una pequeña mueca de enojo apareció -Tu quien te crees que eres, viniendo hasta acá solo para amenazarme. A mí, uno de los señores feudales más peligrosos de todos, soy quien domina estas tierras, yo decido si alguien vive o no.- agrego mientras hacia una pequeña seña y cinco hombres de gran tamaño, con unas espadas enorme salían de las espaldas de aquellas mujeres. Los cinco blandearon aquellas espadas al mismo tiempo, el momento de muerte de las mujeres había llegado pero antes de que el golpe llegue a ellas, cinco clones de Koga la frenaron con sus katanas. Al mismo tiempo, los cinco, portaban un kunai en su mano derecha que clavarían en la mano portadora de la espada de aquellos fortachones. Acto seguido soltarían la espada y tras esto, Koga se aseguraría con una patada mandarla lejos para luego dar un gran golpe en el estómago de aquellos, haciéndolos caer al suelo. En ese mismo momento el señor feudal quiso escapar pero justo detrás de el se encontraba el verdadero Koga.
avatar
Clan: Namikaze
Ninjutsu
Ninjutsu Elemental
Sapos
Juinjutsu
Fuuton Katon Doton Jinton Clase A

Ryous : 9080 Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 07/01/2016

Ver perfil de usuario
Genin de Konoha

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.