Naruto Reliquias Ninja


[La Forja de una Leyenda] (Entrenamientos)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[La Forja de una Leyenda] (Entrenamientos)

Mensaje por S H I R O E el Jue Feb 11, 2016 6:10 pm

** Los cielos miraban ansiosos esperando que algo ansioso ocurriese entre los mortales, el día era apacible mientras que la cúpula celeste era bañado por los risos del sol y se engalanaba de su mejor capa azul, las nubes eran bellos detalles en aquel cuadro que sin duda había sido pintado por alguien sacro. El aburrimiento de los cielos mismos estaba por cambiar prontamente. Veían con curiosidad a cada uno de los que estaban en aquella superficie como si desearan que algo raro o contundente sucediera. De un momento a otro un tono Verdiazul llamo su atención. Aquel tono se identificaba en toda la aldea desde hace tiempo por lo que los cielos centraron sin espera la atención en aquel que ostentaba aquellos tonos. La chaqueta era sencilla he inconfundible mientras una playera era la segunda piel de la misma, el pantalón azul combinaba con los tenis del mismo color mientras la cabellera castaña ondeaba libre por el aire siendo lo único que impedía el danzar de algunos cabellos unos lentes de novedoso diseño que mostraban cristales que hacían perfecto juego de tonos con la chaqueta siendo la única diferencia la línea negra que la ultima mostraba en los costados. Las manos del sujeto estaban tranquilas y apresada en las bolsas de los jeans mientras que su caminar era tranquilo y su rostro era despreocupado y alegre con una mirada semi perdida como si mientras saludaba a los aldeanos su mente estuviera pensando otra cosa. Su dirección parecía incierta por unos momentos mientras que los aldeanos se preguntaban que pasaría por su mente. Al fin llegaba a la entrada de la aldea mientras algunos curiosos veían a quien fungía como la sombra que los protegía. Unos sonreían pro que sabían que podría hacer algo sorprendente o divertido

Saco las manos de aquellas bolsas para estirar su cuerpo de par en par mientras cerraba las manos creando puños y su cuerpo creaba una gran equis, sus ojos cerraron un poco mientras su boca abría a causa de un bostezo para luego ligeras lagrimas salieran de los mismos. Algunos aldeanos sonrieron ya que era como ver a un despreocupado león bostezar antes o después de hacer una labor que seria física o mentalmente exigente. El joven miro un momento aquella entrada abierta hacia las afueras de la misma mientras sus manos y su cuerpo regresaban a una postura tranquila y sonrió para después esperar unos minutos. Paso el tiempo mientras los aldeanos aun veían a lo que después levanto de nueva cuenta sus manos hasta la altura de su pecho para permitir que las palmas se vieran entre si y formando rápidamente sellos permitió que su chakra fuera moldeado perfectamente. La energía del joven ondeaba diferente y los rasgos no eran los mismos cosa que no se percataban los aldeanos ya que el poderosos Raikage les daba la espalda. Como si aquello fuera un sueño y a la vez algo irrazonable 15 pequeñas explosiones se escucharon mismas que creaban una estela de humo ligeramente espesa. Cuando esta empezó a disiparse permitió que aquellas 15 tomaran forma. Aquellas eran 15 siluetas que tomaban rasgos similares al Kage haciéndolos idénticos, todos sonrientes y con esa mirada despreocupada pero al mismo tiempo con un rasgo adicional. Sus ojos mostraban una marca naranja cual adorno circular como si se hubiese cambiado y sus pupilas eran amarillas con una línea horizontal similar a la de un sapo. Aquella era la marca de los que podían ser llamados sabios

El original continuo de espaldas unos minutos para luego voltear, cual seria la sorpresa de los aldeanos y los cielos al ver que aquel líder también mostraba aquellas marcas en los ojos cosa que causo que una señora de la impresión se desmayase cosa que se acompaño de las risas de algunos miembros pueblo mientras un pequeño señalaba al los 16 Kages del lugar como si viera un espectáculo entretenido y sorprendente. Los 16 vieron a los que estaban detrás de ellos y sonrieron. Algunos llevaban sus manos a la cabeza otros las guardaban en los bolsillos mientras los últimos solamente ondeaban la mano como si e un saludo se tratase. Pero el tiempo de jugar había terminado, las 16 figuras se desvanecieron en el espacio mismo como si la materia de sus cuerpos se desgarrara y parpadeara al mismo tiempo haciendo que las 16 figuras desaparecieran. En la cima de una montaña cercana de nuevo la materia se despedazaba mas esta vez mostraba nueva materia. Aquellas líneas formaban a 4 formas perfectamente similares que veían por un instante el paisaje para luego sentarse sobre la roca. Cruzaban sus pies mientras en sus manos se hacían ligeros mantras concebidos para meditar. Sus cuerpos estaban inmóviles ahora mientras que los cielos miraban admirados como la energía del entorno se arremolinaba salvajemente y luego entraba cual filtrada en aquellos 4 seres que no se movían en lo mas mínimo dejando que el viento los golpease sin causar la mas mínima reacción. Los cielos estaban impactados ante aquellas acciones mas la duda los embriagaba por lo que empezaron a buscar donde podrían estar aquellas 12 figuras restantes. Los lugares de Kumogakure eran amplios y muchos podían evitar se percataran fácilmente de la presencia de los ninjas

Al fin los cielos descubrían a otro grupo de ninja, este grupo era similar al anterior ya que estaba formado por 4 ninjas mas esta vez corrían en línea recta por un buen rato dejando que los arboles cubrieran su avance, después d estar lo suficientemente lejos los 4 se detuvieron y se vieron mutuamente. Ene se momento algo había cambiado ya que la mirada de los 4 era seria y retadora y permanecieron inmóviles unos segundos mientras el aire pasaba frente a ellos y causaba el danzar de una pequeña hoja. Todos miraron a la misma como era sostenida por el viento y justo cuando la hoja al fin tocaba los suelos sacros de la aldea los ninjas cambiaron su quietud por movimientos rápidos. Aquellos ninjas se movían velozmente y se atacaban entre ellos pero en vez de golpearse solo tocaban a su oponente con dos dedos en donde se supone impactaría el golpe. Aquello era raro ya que el que defendía podía usar todo su cuerpo para dicha acción mas el que atacaba cuando veía que golpearía solo tocaba con aquellos dedos para luego reanudar el intercambio de “golpes y defensas”. Aquello era sencillo y a la vez complicado, aquellos jóvenes ninjas mejoraban su velocidad de combate y precisión mas no se golpeaban para no causar que dichos clones desparecieran por causa de algún golpe fuerte que pudiera desequilibrar la paz física y mental de aquellos cuerpos de chakra que servían como un medio de entrenamiento y conocimiento aquel Kage. Los movimientos de aquellos ninjas se volvían mas precisos al grado que en unos instantes pasaron de dos combates uno contra uno a un combate de cuatro en modalidad todos contra todos. Las manos de dichos clones eran casi imperceptibles

Los cielos estaban sorprendidos al ver aquellas líneas causadas por la velocidad de las extremidades de dichos seres mas aun faltaba buscar a los cuerpos restantes por lo que decidieron dejar a aquellos shinobis y buscar a los restantes a lo que encontraron después de varios minutos a otros cuatro ninjas, estos estaban frente a una montaña. 1 tenia un pequeño reloj en la mano mientras los otros 3 veían con agresividad aquella montaña como si quisieran destruirla en su totalidad, los 3 decidieron levantar sus manso a la altura de su pecho para crear rápidamente sellos, el ninja con el reloj tomaba el tiempo mientras les decía que aun eran muy lentos. Aquellos ninjas continuaban haciendo sellos uno tras otro hasta que uno supero su marca, ahora debía hacerlos sellos y llevar el jutsu mientras los otros practicaban mas. Aquel ninja movía sus manos mas rápido que sus semejantes de la zona. Como si dibujase en la nada esas manos se veían rápidas para concluir con el ninja juntando chara en su boca y dejándolo escapar como una poderosa llamarada, esa llama se volvía una enorme esfera que ahora se expandía para luego salir disparada hacia la montaña aledaña. El desastre era obvio en aquella roca pues se veía el agrietado que causaba la misma. Los otros ninjas continuaban practicando hasta que el segundo lo logro a la velocidad del que acababa de ejecutar el jutsu. Ahora el hacia nuevos sellos para permitir su cuerpo se cubriese de electricidad para después permitir que un fuerte impacto saliera de su boca como una poderosa lanza he impactara en la roca, agrietándola y sumiéndola mas. El tercero se veía algo estresado por no poder alcanzar a aquellos 2 ninjas, su mirada estaba fija mientras el restante contaba con el reloj en mano cuanto tardaba. Al parecer tomaría tiempo

El ninja seguía intentándolo sin éxito, hasta que al fin cumplió con la métrica que se esperaba. Los cielos miraban satisfechos mientras buscaban a los restantes ninjas. Llegaron a una zona donde el rio era un poco mas fuerte, ahí 4 ninjas tenían amarrados a sus piernas, hombros, muñecas y espalda grandes rocas mientras corrían de la orilla donde estaba la cascada hacia donde iniciaba el rio avanzando en contra corriente. Aquellos ninjas parecían sufrir con el avance y que se mostraba en sus rostros el pesar que esas acciones representaban para ellos, era sorprendente la determinación de los mismo ya que aun con el difícil avance lograron avanzar hasta donde iniciaba aquel rio que era justo la parte inferior de una montaña. Así pasaron horas mientras todos repetían dichos entrenamientos hasta que el sol se puso. Aquellos que estaban con las rocas se veían sumamente fatigados mas llegaban una vez mas al inicio, con eso sumaban 247 veces que lo habían logrado mientras que donde estaban los jutsus se veía como 15 montañas habían sido destruidas y la velocidad en la que aquellos ninjas formaban los sellos era mucho mayor. Por ultimo donde estaban los ninjas combatiendo ahora sus manos eran casi imperceptibles. Aquellas manos rasgaban la existencia misma. Al fin todos se detuvieron. Uno de los ninjas que estaba haciendo sellos cerro los ojos y se concentro. Aquello creo un sonido casi unísono haciendo que 15 de los ninjas desaparecieran en una nube de humo para que solo quedara el sujeto que había cerrado los ojos. En su cuerpo pudo sentir como el pesar y la experiencia de todos ellos había entrado de golpe a su cuerpo lo que causo que tuviera que detenerse en un árbol cercano para no caerse mas al fin había concluido un día de entrenamiento **
avatar
Clan: Ninguno
Meiton
Ninjutsu
Fuinjutsu
Sapos
Senjutsu Sapos
Raiton Katon Clase A

Ryous : 250 Mensajes : 175
Fecha de inscripción : 10/01/2016

Ver perfil de usuario
Raikage

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.